Centro de Estudios Locales de Andorra

EncicloCELAN

Oliete

Mapa comarca y oliete

Ubicación                      40°59′37″N 0°40′47″O

Altitud                            541,2​ m

Superficie                      86 km²

Distancia a Teruel       120 km

Distancia a Zaragoza 100 km

Distancia a Andorra     25 km

Gentilicio                      Olietanos

Población (2024)         349 habitantes

Ayuntamiento              Teléfono: 978 818001

                                        Correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Corporación municipal (2023-2027)

Servicios

Hostelería

Bar-restaurante Casa Bareta

Bar-restaurante Bar Piscinas

Tiendas

Alimentación Villanueva Lázaro

Alimentación Martín Villuendas

Espacio gourmet El Rincón del Olivo

Panadería Villanueva Lázaro

Biblioteca municipal

Alojamientos

Casa Rural El Trucho

Casa Rural Araceli

Sanidad

Consultorio médico consulta de 10 a 13 de la mañana de lunes a viernes.

Pertenece al área sanitaria de Andorra.

Farmacia

Raquel Giner Sancho

Escuela

Colegio público Virgen del Cantal perteneciente al CRA Muniesa.

Curso 2023-2024: 24 alumnos.

Peluquerías

Peluquería Mari Carmen

Peluquería Consuelo

Taller mecánico

Talleres de automóviles Santi Mecánica

Oliete es un municipio de la provincia de Teruel perteneciente a la Comarca de Andorra-Sierra de Arcos.

Es uno de los tres pueblos de la comarca (junto a Alacón y Ariño) que forman parte del Parque Cultural del Río Martín.

 

El pueblo se localiza en una colina, en la ladera norte de la sierra de los Moros. El río Martín (al lado de la población) y el río Escuriza pasan por el territorio municipal.

 

Historia

De los primeros pobladores a los íberos

La huella íbera y la romanización

El origen de Oliete: visigodos, musulmanes y la reconquista cristiana

El Oliete bajomedieval

La época moderna

El siglo XIX

Primera mitad del s. XX: Oliete en su máximo esplendor

Segunda mitad del s. XX: los años del éxodo y la despoblación

Casco urbano

Puntos de interés

Centro de Interpretación de Cultura Ibérica 

Poblado Íbero de El Palomar

Poblado Íbero de San Pedro

Ruta GR-262

Sima de San Pedro

Pinturas rupestres del Frontón de la Tía Chula

Embalse Escuriza

Pantano Cueva Foradada

Algunos olietanos destacados

Asociaciones

Industria

Festividades

 Historia

De los primeros pobladores a los íberos

Hasta el momento no se ha podido hallar en el término de Oliete ninguna prueba de presencia humana durante el Paleolítico y Neolítico. No obstante, en el vecino pueblo de Alacón sí que se han encontrado restos de actividad de los últimos neandertales en el Paleolítico Medio.

Así pues, la primera muestra de poblamiento en Oliete pertenece al final del Eneolítico y principio del Bronce Antiguo (c. 2000 a. C.) y se corresponde a las pinturas rupestres del Frontón de la Tía Chula y al posible Santuario Solar asociado a ellas. Referente a la I Edad del Hierro se han hallado restos cerámicos en el Cabezo del Tío Serena. Es posible establecer una continuidad gracias a las excavaciones aún en curso del Museo de Teruel en el poblado ibérico de San Pedro, que parecen apuntar a que las capas más antiguas de dicho poblado corresponden a la transición a la II Edad del Hierro (s. V a. C.), momento de inicio de la cultura ibérica.

La huella íbera y la romanización

Como vemos, el poblado ibérico de San Pedro se remontaría a las primeras etapas de la cultura ibérica, y gracias también a las nuevas investigaciones se sabe que es de gran relevancia al combinar una potente actividad económica (producción cerámica, agrícola…) con un imponente sistema defensivo, en parte aún conservado, poseyendo la torre en altura conservada más antigua de la península ibérica. También en Oliete se encuentra el poblado ibérico de El Palomar, construido en el siglo III a. C. y ampliamente excavado, que ha aportado interesantes datos sobre la economía íbera. Un ejemplo es el hallazgo de huesos de oliva, que demuestra la antigüedad del cultivo en la zona. Ambos poblados fueron destruídos cuando ya estaban bajo dominio romano durante las Gugerras Sertorianas (82-72 a. C.). En el período romano no hay seguridad sobre la existencia de ningún asentamiento, pero se atribuye a este momento el origen toponímico de Oliete en la palabra olivetum (en latín, campo de olivos).

El origen de Oliete: visigodos, musulmanes y la reconquista cristiana

En relación al período visigodo, se ha encontrado una necrópolis visigoda en El Palomar, entendiendo que los hispanovisigodos de la época aprovecharon las estructuras íberas en estado de ruina para realizar sobre ellas sus enterramientos. Es muy probable que existiera algún poblado visigodo contiguo a esta necrópolis, pero hasta el momento no ha sido localizado. También desconocemos si a la llegada de los musulmanes a la ribera del Martín sobre el 714 Oliete ya se encontraba en su emplazamiento actual o, si por el contrario, fueron ellos quienes fundaron el casco urbano.

Sobre la etapa de dominio islámico no tenemos grandes certezas, más allá de atribuirle la construcción de las primeras murallas y el desarrollo del sistema de acequias del río Martín. También es problemática la fecha de la reconquista de Oliete, que basándose en la de pueblos cercanos se ha ubicado tradicionalmente entre 1157 y 1169, aunque la reciente publicación del manuscrito de Diego de Espés (s. XVI) parece indicar que Oliete ya estaba en manos cristianas en 1148. En todo caso, la primera aparición en documentación original de Oliete es del año 1179, bajo el nombre de Oliet.

El Oliete bajomedieval

El primer señor feudal de Oliete que conocemos es Arnaldo Palacino, mencionado en documentos de 1204. Por vías aún por esclarecer, el señorío de Oliete pasó a Artal de Alagón, que tuvo un enfrentamiento con Jaime II de Aragón, quien en 1294 lo desposeyó de las villas de Oliete y Alcaine, permutándoselas por Pina de Ebro y Alcubierre. Tras un breve período de dominio real, Oliete pasó a Raimundo de Cardona en 1297 hasta 1312, año en que lo retornó a la Corona.

En 1333 adquirió el señorío Juan Galíndez de Sesé. Bajo casi un siglo de dominio de los Sesé, Oliete mejoró notablemente al obtener dos privilegios reales y conseguir el Concejo (primitivo ayuntamiento) numerosas mejoras en las cargas feudales sobre sus habitantes. El fin de los Sesé en Oliete vino ocasionado por el apoyo de estos al candidato opuesto a los Trastámara en el Compromiso de Caspe, que ocasionó que en 1411 Oliete fuera cercado por las tropas reales y buena parte de sus habitantes huyeran a Alcaine por un año. Finalmente en 1416 Oliete fue vendido a Berenguer de Bardají y en 1430 fue ratificado por la donación de Oliete por parte del rey al hijo de Berenguer.

La época moderna

La entrada de Oliete a la época moderna vino marcada por la expulsión de los judíos en 1492, quienes en Oliete suponían un 10 % de la población (unas 50 personas sobre un total de 500 en 1489) y de los cuales sabemos que disponían de una sinagoga. Recordemos que Oliete estaba en manos de los Bardají, quienes introdujeron a la familia Del Castillo, infanzones, como alcaides del castillo de Oliete, papel que durante el dominio de los Sesé ejercieron los Albero, también infanzones. Tenemos conocimiento de que en el siglo XVI los habitantes de Oliete llevaban a cabo cultivos de gran valor añadido como el azafrán o el cáñamo, además de los propios para autoconsumo como el trigo o la vid. Ya a finales del siglo XVII se contruyó la actual iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, sustituyendo a la antigua que se emplazaba en el mismo lugar.

También se estima que se produjo una expansión en el olivar, con la introducción de la variedad empeltre. En el siglo XVIII Oliete se vio afectado por la guerra de Sucesión, siendo ocupado militarmente en 1710. No obstante, en este siglo se produjo un desarrollo económico positivo, tal como demuestra la reforma de la ermita de la Virgen del Cantal en 1747, la construcción de las capillas sobre los 3 arcos de entrada al municipio o la de la torre de la iglesia. Además, se extinguió la familia Bardají, heredando Oliete los Rebolledo (marqueses de Lazán), quienes fueron los últimos señores de Oliete.

El siglo XIX

Como ocurrió en el siglo XVII, el siglo XIX comenzó con una guerra, la de Independencia (1808-1814). Acerca de Oliete sabemos que estuvo bajo dominación francesa entre 1809 y 1813. La siguiente guerra que afectó a Oliete fue la I guerra carlista (1833-1840), en que la localidad se posicionó a favor de los isabelinos y fue conquistada por los carlistas en 1835, quemando el archivo municipal, lo que ocasionó posteriormente el traslado del ayuntamiento a su actual ubicación en 1841. En 1861, tras una dura batalla legal de más de 10 años, se redimió el censo de Oliete, quedando libre del dominio señorial. La III guerra carlista (1872-1876) tuvo un fuerte impacto en el municipio, como nueve años después también lo tuvo una grave epidemia de cólera (verano de 1885), que en poco más de dos meses mató a un 10 % de los olietanos.

A pesar de tantas convulsiones, el siglo XIX fue económicamente hablando muy fructífero, siendo Oliete pueblo destacado en los cultivos de olivar, viña, cáñamo y especialmente morera para la producción de gusano de seda. Además, la apertura de minas de alumbre y carbón en la segunda parte del siglo y la construcción del Pantano del Escuriza (o Congosto) a partir de 1880 sirvieron de colofón a este gran desarrollo.

Primera mitad del s. XX: Oliete en su máximo esplendor

Oliete empezó el siglo XX como terminó el XIX, construyendo un pantano. Tras la inauguración del Pantano del Escuriza en 1899, en 1903 el Ayuntamiento autorizó la construcción de una nueva presa en la zona de la Cueva Foradada, donde ya existía el azud que recogía las aguas del río Martín. La construcción de dicho embalse de Cueva Foradada, unida a una agricultura de pequeños propietarios que producía importantes excedentes de aceite, vino y azafrán, y la apertura de nuevas minas de carbón llevaron a Oliete al punto más álgido de su historia.Así lo demuestra la construcción de una central que abastecía de electricidad al pueblo desde la temprana fecha de 1902, la edificación del puente sobre el río Martín en 1909 o su población, que llegó a su máximo absoluto en 1910 con más de 2500 habitantes.

Esta situación de bonanza económica se mantuvo hasta 1936, con motivo de la Guerra Civil. Durante esta guerra Oliete experimentó en primer lugar la represión y la destrucción de gran parte de su patrimonio por parte de los anarquistas, la muerte de muchos de sus hijos en combate, y tras la entrada de las tropas franquistas el 11 de marzo de 1938 al pueblo, la persecución de numerosos vecinos de ideología opuesta.

Segunda mitad del s. XX: los años del éxodo y la despoblación

Al finalizar la guerra, Oliete reunía muchos requisitos para que en él se iniciase un fenómeno común al resto del mundo rural español: el éxodo rural. La causa fundamental fue el agravamiento del minifundismo (pequeña propiedad) al repartir entre todos los herederos las fincas de los progenitores, impidiendo que ninguno de ellos obtuviera recursos suficientes para sobrevivir. Además, estas pequeñas parcelas y el terreno irregular no permitieron la mecanización de buena parte del agro olietano.
Por estos y más motivos se propició la emigración a la ciudad, fundamentalmente a Barcelona a partir de los años 40, incrementándose de manera progresiva en los 50 y 60, llegando a su punto máximo en 1966, coincidiendo con el cierre de la última mina de carbón en el término.

La sangría poblacional continuó en los 70, pero esta vez con una emigración más encauzada a Zaragoza, frenándose a principios de los 80. En estos 40 años, Oliete perdió más de 1300 habitantes (un 65 % del total), más de la mitad de su superficie agraria fue abandonada, se cerraron numerosas viviendas y negocios, se perdieron servicios y en gran parte las formas de vida ancestrales del pueblo desaparecieron. Desde los años 80 la situación no se ha revertido, llegando a la actualidad con una población envejecida y en retroceso, que ubica a Oliete al borde de la extinción.

Casco urbano

El Ayuntamiento de Oliete y la Comarca de Andorra-Sierra de Arcos encargaron al diseñador Roberto Morote la realización de un plano de Oliete descargable en este enlace.

Puntos de interés

Centro de Interpretación de Cultura Ibérica 

El Centro de Interpretación de Cultura Ibérica Alejandro Cañada es un centro de visitantes creado en Oliete para la difusión, investigación y comprensión de las actividades económicas de la cultura ibera, con varios espacios expositivos dedicados a la agricultura, la ganadería, la cerámica, la artesanía textil, el trabajo de la madera y el metal, el comercio... de la época ibérica. Cuenta con dos salas destinadas a la explicación de los yacimientos de El Palomar y San Pedro de Griegos.

Poblado Íbero de El Palomar

El Palomar se localiza a unos 15 minutos caminando desde Oliete, sobre una estratégica colina en la orilla izquierda del río Martín. El poblado ocupó una extensión inferior a una hectárea y conserva aún indicios del foso. Se trata de un urbanismo muy evolucionado con calles que se cruzan perpendicularmente y definen manzanas de viviendas.

Zócalos de piedra delimitan unas viviendas que hay que imaginar con muros de adobe y techumbres de troncos, cañas, ramas y barro. Se data en el siglo III a. C. y su final llegaría de manera violenta durante las guerras sertorianas en torno al 74 a.C.

Poblado Íbero de San Pedro

El hábitat del Cabezo de San Pedro parece diferenciado claramente en dos zonas. La primera de ellas corresponde a un recinto fortificado que aprovecha las condiciones naturales del terreno al situarse al extremo de un cerro. Un gran cortado le protege por un lado, mientras el único acceso viable presenta importantes estructuras defensivas claramente monumentales con un gran foso, una doble línea de murallas (la primera de ellas de 4 m. de anchura), un camino de ronda y varios torreones de planta circular de los cuales uno conserva una altura de más de 13 m. Este impresionante conjunto fortificado parece desempeñar un papel preferentemente militar, de control de accesos y vías de comunicación, en la protección de otros núcleos ibéricos próximos dedicados posiblemente a actividades agropecuarias. La segunda de las zonas se extiende fuera del área protegida por las murallas y presenta unas dimensiones mucho mayores, en torno a 1,7 hectáreas.

Fuente: Consorcio Patrimonio Ibérico de Aragón.

Ruta GR-262

Oliete se encuentra en medio de la ruta GR-262 entre Alcaine y Ariño, que atraviesa todo el parque cultural del Río Martín.

Sima de San Pedro

Entre Oliete y Ariño, a pocos metros del cauce del río Martín se abre este asombroso pozo tronco cónico de origen kárstico con una boca próxima a los 100 m de diámetro y una profundidad de 108 m hasta la superficie del lago que ocupa su fondo. Sus dimensiones y la verticalidad de sus paredes convierten la visita en una experiencia emocionan te e inolvidable. Esta descomunal hendidura considerada única en Europa por su estructura es un refugio de biodiversidad con un valor ecológico excepcional.

Además de su espectacularidad, la sima constituye uno de los ecosistemas más singulares e importantes de la comarca. No sólo por las más de 25 especies de animales vertebrados que alberga, entre anfibios, aves, reptiles y mamíferos, siendo de especial valor las colonias de murciélagos con ocho especies diferentes; también por tener su propio microclima y por la disponibilidad de agua en medio de un paraje árido, con marcada continentalidad.

Es un paraíso para los ornitólogos que cada día al amanecer y al atardecer pueden disfrutar del espectáculo natural de las nueve especies de aves que nidifican en sus oquedades entrando y saliendo siguiendo siempre un mismo orden.

Pinturas rupestres del Frontón de la tía Chula

Declaradas Patrimonio de la Humanidad se agrupan en la parte inferior de la superficie vertical de un mogote rocoso que forma parte de un abrupto conjunto de peñascos sobre la margen derecha del río Martín, a unos 500 m del casco urbano. El grupo pictórico está formado por 9 figuras rojas, todas ellas adscritas al arte esquemático.

Cabe destacar unas oquedades rocosas, similares al conjunto descrito en la composición pictórica, que se encuentran en un peñasco a unos 10 m de las pinturas y por las que al amanecer los rayos del sol penetran por las mismas en los equinoccios. Este fenómeno se ha puesto en relación con las pinturas rupestres y la sacralización prehistórica del espacio. Podríamos hablar de un santuario solar.

Embalse Escuriza

El Pantano de Escuriza es sin lugar a dudas toda una joya de ingeniería de finales del siglo XIX, además, uno de los más antiguos de España.

Comenzó su construcción en el año 1880 y terminó en el 1896, con una historia detrás digna de una película.

A día de hoy se encuentra en situación de abandono pero no por ello ha perdido su espectacularidad.

Cabe destacar la peculiaridad que junto el embalse de Escuriza se cuenta también el pantano Cueva Foradada, ya lo dice la jota:

«Dos cosas tiene Oliete que no las tiene Madrid, un pantano en el Congosto y otro en el río Martín»

Pantano Cueva Foradada

 

cueva foradada 1912
 Construcción de la presa de Cueva Foradada, 1912. (foto de la Confederación Hidrográfica del Ebro)

Se encuentra en el cauce del río Martín en un estrecho natural del río poco antes de llegar a Oliete. La presa construida de mampostería con paramentos de sillería y planta curva es una de las más bellas de Aragón. Una impresionante subida con 272 escalones permite contemplar el embalse desde lo alto de la presa, que tiene 65 metros de altura y 115 de longitud de coronación con una capacidad útil de unos 22hmo.

 

Su valor natural y biológico es excepcional. La abundancia de agua en medio del ambiente semiárido del entorno sirve de refugio y descanso a diversas aves migratorias y especies acuáticas. Este embalse posee también un gran interés histó rico. La cimentación de la presa tuvo que superar graves problemas técnicos, además de financieros, y las obras se desarrollaron a ritmo muy lento, se iniciaron en 1903 y no quedaron definitivamente terminadas hasta 1931.

El embalse anego tierras de labor y masías, casi todas del término municipal de Alcaine, y la expropiación formó parte por primera vez del debate político. El acceso es muy fácil desde Oliete por un camino asfaltado de poco más de 2 km de longitud, entre huertas y bosques de ribera, a los pies de la sierra de los Moros, que comienza junto al puente del río Martín y bordea la ribera por la margen derecha, aguas arriba.

Algunos olietanos destacados

Alejandro Cañada Valle

M.ª Ángeles Cañada Peña

Alejandro Cañada Peña

Natividad Cañada Peña

Emilio Galve Peguero

Manuel Lahoz Valle

José Royo Lasarte

José Valle Mas

Asociaciones

Asociación para la Recuperación de Olivos Yermos de Oliete

Asociación de Mujeres de Oliete La Volitera

Asociación Cultural-Deportiva Oblites

Industria

Oliete cuenta con dos minas de áridos explotadas por Arcillas de Oliete S. L. y SAMCA S. L.

En el sector agroalimentario hay dos granjas de ovino y una almazara.

Festividades

Los principales días festivos de Oliete son dos: el 24 de agosto en honor a su patrón San Bartolomé, y el 14 de septiembre en honor a la Virgen del Cantal y la exaltación de la Cruz.

 

A lo largo del año se celebran otras festividades como la hoguera de San Antón (17 enero), la romería a la ermita de San Pedro (lunes de Pascua) y San Isidro (15 mayo).

Referencias bibliográficas

  • Viveoliete.com [página web]
  • Parque Cultural del Río Martín [página web]
  • Oliete [en página web de Turismo Comarca Andorra-Sierra de Arcos]
  • "Embalse de Cueva Foradada", A Tiro de Piedra (ATP) n.º 6, octubre 2019, págs. 69-72.
  • "En Oliete hace más de 2000 años", A Tiro de Piedra (ATP) n.º 5, mayo 2019, págs. 76-79.
  • Benavente Serrano, José Antonio; Galve Juan, Fernando y Martínez González, Montserrat, Íberos. Comarca Andorra-Sierra de Arcos, Andorra (Teruel), CELAN-Comarca Andorra-Sierra de Arcos, 2018, col. Cuadernos Comarcanos n.º 11.
  • Sepúlveda Sauras, M.ª Isabel, Alejandro Cañada, palabra de artista, Andorra (Teruel), CELAN-Comarca Andorra-Sierra de Arcos e IES Pablo Serrano, 2012, col. Cuadernos Comarcanos n.º 6.
  • Lerma Loscos, Josefina, La construcción de los pantanos de Escuriza y Cueva Foradada. Ese frenesí de lo imposible, Andorra, 2009 (puede consultarse el sumario del libro en este enlace).
  • Alquézar Penón, Javier y Rújula López, Pedro (coords.), Comarca de Andorra-Sierra de Arcos, Zaragoza, Gobierno de Aragón, 2008, Colección Territorio 31.
  • Alquézar Penón, Javier (coord.), Agua y vida en la comarca de Andorra-Sierra de Arcos, Andorra (Teruel), CELAN-Comarca Andorra-Sierra de Arcos e IES Pablo Serrano, 2007, col. Cuadernos Comarcanos n.º 2.
  • Lerma Loscos, Josefina, "Pantano de Cueva Foradada", El agua, vida y paisaje en las comarcas de Andorra-Sierra de Arcos y del Bajo Martín, anexo de la Revista de Andorra (CELAN) y de la revista Rujiar (CEBM), 2007, págs. 53-74.
  • Alquézar Penón, Javier (coord.), La Contornada, Andorra (Teruel), CELAN-Comarca Andorra-Sierra de Arcos e IES Pablo Serrano, 2006, col. Cuadernos Comarcanos n.º 1.
  • Quílez Clavero, Agustín; "Oliete", BCI (Boletín de Cultura e Información) n.º 5, Andorra, CELAN, otoño 2002.
  • Jueves, 08 Febrero 2024

Qué es el CELAN

EL CELAN (Centro de Estudios Locales de Andorra) tiene como objetivo la investigación y estudio de los diferentes aspectos de la realidad cultural de Andorra y su ámbito comarcal, así como la defensa del Patrimonio Artístico e Histórico.

Junta directiva

La actual organización del CELAN fue aprobada en la Asamblea General de Socios de febrero de 2001. Los órganos directivos -como las de cualquier organización- son la Asamblea General de Socios y la Junta Directiva.

CONTACTO

C/ Escuelas, nº 12
(Edificio Abellán)
44500 ANDORRA (TERUEL)

Historia del CELAN

El Centro de Estudios Locales de Andorra (CELAN) comenzó su andadura en la primavera de 1999. Sus miembros fundadores proceden básicamente del Departamento de Geografía, Historia y Ciencias Sociales del I.E.S “Pablo Serrano” de Andorra y de la Universidad Popular de Andorra.

ESTATUTOS

Actas de las asambleas de socios

NUESTROS COLABORADORES Y AMIGOS

© Centro de Estudios Locales de Andorra - Diseño y desarrollo Siba Informática SL