Centro de Estudios Locales de Andorra

EncicloCELAN

Ejulve

mapa comarca ejulve

Superficie                       109,5 km²

Situación

El término municipal de Ejulve está situado a los pies de la sierra de Majalinos y al noreste de la sierra de San Just y limita al norte con Gargallo, al noreste con Molinos, al este con Cuevas de Cañart, al sur con Montoro de Mezquita y Villarluengo y al oeste con La Zoma.

Gentilicio                       Ejulvino/-a

Altura                               1113 m s. n. m.

Población (censo 2023)  176 habitantes

Distancia a Teruel            94 km

Distancia a Zaragoza     133 km

Ayuntamiento              Teléfono: 978 752 614.

Corporación municipal (2023-2027)

Ejulve es uno de los nueve municipios que componen la comarca Andorra-Sierra de Arcos.

Su ubicación es conocida por ser la puerta de entrada a la comarca del Maestrazgo y, además, ser el primer municipio con el que se encuentra el visitante al recorrer la Ruta del Silencio o The Silent Route.

 

La principal vía de acceso a Ejulve es la carretera A-1702, que enlaza con la nacional N-211 a la altura de la Venta La Pintada y con la A-226 entre Fortanete y Cantavieja, convirtiéndose de este modo en uno de los accesos más recurrentes para los ejulvinos.

 

En cuanto al transporte urbano, únicamente existe un servicio regular de autobús que comunica el Bajo Aragón y el Maestrazgo, siendo los puntos de inicio Alcorisa y Cantavieja. En la zona este medio de transporte es conocido como “El Caimán”.

 

Geografía, naturaleza y clima

Demografía

Economía

Historia y patrimonio

Festividades

Asociaciones

Geografía, naturaleza y clima

Su relieve está lleno de contrastes, ya que prevalece su aspecto montañoso, pero también se dan zonas de sotos y bosques de ribera como es el paraje del río Guadalopillo, el cual nace en el mismo término municipal, y desemboca en el Guadalope, perteneciendo así a la cuenca hidrográfica del Ebro.

Además, también existen altiplanos que conforman llanuras en las que se pueden observar numeroso matorral bajo, como es el caso del tomillo, espliego, aliaga y romero.

 

Cueva del Recuenco

Cueva del Recuenco ("sala de los Macarrones").

Fotografía Juan Carlos Gordillo

Su orografía tan dispar hace que Ejulve sea un destino propicio para desarrollar la espeleología. Este municipio cuenta con más de cuarenta cuevas y simas catalogadas, de las que destacan tres de ellas: la cueva del Recuenco, la cueva de la Solana y la sima del Polo. Las tres están catalogas como Lugar de Importancia Comunitaria y en ellas vive una significativa colonia de murciélagos de herradura.

 

Si por algo destaca este municipio es por contar con un espeso bosque formado por pinos y carrascas. Se trata de un paisaje que no es originario, pues entre los años 40 y 60 del siglo XX, Patrimonio Forestal del Estado reforestó con especies tan variopintas como el abeto blanco, ciprés de Arizona, pinsapo y una variedad de pinos como el de Monterrey, el silvestre, el laricio austriaco y el de Oregón, todas ellas especies no territoriales.

 

154 sabina 1
 Sabina de la Valredonda, Ejulve.

Desde el 2009, el paisaje de Ejulve se transformó radicalmente debido a que en este año se originó uno de los grandes incendios forestales que asoló la provincia de Teruel. Este hecho, unido al clima existente en esta zona, con veranos calurosos carentes de precipitaciones e inviernos muy fríos en los que son usuales las nevadas y las temperaturas gélidas, han provocado pérdidas forestales de gran calibre como las ocasionadas en una de las dos carrascas centenarias de la Masía de los Barrancos y en la sabina de la Val Redonda, ambas con grandes desperfectos en sus troncos derivados del temporal Gloria en 2020. Pese a ello, todavía se conserva una serie de árboles singulares como la carrasca de Val de la Hiedra con una altura de más de 12 metros y un perímetro de tronco de 3,12 metros, el Pinpo la Torda, el pino Vedao, empleado como sesteadero para los ganados, o el pino del Ahorcado, ubicado en el barranco de los Degollados y con 22 metros de altura, entre otros.
Por otro lado, para mermar el efecto desolador de este incendió, desde ese mismo año 2009, se han llevado a cabo unas jornadas de reforestación, pero en este caso, se ha optado por incluir especies autóctonas, encinas, quejigos, azarollos, latoneros, majuelos y coníferas, con el fin de crear una masa mixta que aporte biodiversidad y resiliencia.

 


En cuanto a la fauna, es importante señalar la presencia de cabra montés, así como de otros mamíferos como corzos y jabalís. El término de Ejulve también es lugar de hábitat para otras especies de caza menor como perdices, codornices, conejos y liebres, aunque estos últimos en menor medida. También es fácil observar aves rapaces como alimoches o buitres leonados, siendo más difícil detectar la presencia de quebrantahuesos pese a que en 2022 se liberaron a dos ejemplares, aunque solo uno de ellos sobrevivió.

Demografía

Desde la segunda mitad del siglo XX, Ejulve sufrió un gran éxodo rural que desembocó en una fuerte emigración a grandes urbes industriales entre las que destacan Barcelona y Valencia, aunque poco después se unió a estas dos la capital aragonesa.

En el último padrón municipal de enero de 2022[1], Ejulve contó con 186 personas, de las cuales el 14 % es población extranjera, procedentes de Marruecos y Rumanía. En líneas generales, se trata de una población envejecida en la que un sector significativo ocupa el 32 % del rango de 65 años o más.

 

[1] INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA (INE), Población por sexo, municipios, nacionalidad (español-extranjero) y edad (grandes grupos), [Consulta: 26 de febrero de 2024].

Economía

La economía de Ejulve se basa fundamentalmente en la ganadería del sector avícola, porcino y, en menor medida, caprino, ovino y bovino, compaginada con la agricultura de secano de cereal, especialmente trigo, cebada y avena y también frutales de cáscara como almendras y pistachos. A diferencia de algunos pueblos de la comarca Andorra-Sierra de Arcos, el clima extremo de Ejulve imposibilita el crecimiento de otras especies propias de zonas más bajas como el olivo o la vid.

 

A este sector le sigue la industria cárnica y láctea, ya que el clima seco permite curar sin incidentes estos productos. La primera empresa que se instaló en este municipio fue Jamones Artemio, la cual contó con dos secaderos de los que salió el primer jamón con sello Denominación de Origen. En sus salas de curado se secaban jamones, paletillas, lomos y pancetas, pero en 2019 la empresa cerró al no tener continuidad generacional.

En este mismo sector, el cárnico, también destaca los Ortín, quienes comenzaron su andadura en 1986, instalando un pequeño supermercado en el municipio. Pocos años después, en 1996, se fundó Cárnicas Ortín S. L., una empresa familiar que elabora conservas, embutidos de cerdo y caza y los afamados escabeches de perdiz, codorniz y conejo.

Similar comienzo tuvo la manufactura Quesos Artesanos Los Santanales, ya que en 1987 Pedro Navarro y su padre empezaron vendiendo la leche de su rebaño de cabras murcianas. Poco tiempo después con su mujer, Luisa Puig, decidieron transformar esta materia prima y elaborar quesos de manera completamente artesanal.

 

Asimismo, en las últimas tres décadas se ha impulsado el sector del turismo con la apertura en 2016 del Centro de Visitantes del Parque Cultural del Maestrazgo-Ejulve con el objetivo de promocionar diferentes actividades turísticas y al mismo tiempo, se ha propiciado la creación de varias casas rurales que invitan al visitante a disfrutar de este entorno. Este es el caso de la Casa Rural María Teresa, la Casa del Gato, la Casa de Colores, Los Pajarcicos... Esta oferta se completa con el Restaurante Mirador del Maestrazgo, el cual fue inaugurado en 2015 y que en 2024 recibió un Solete, sumándose así a la lista de la Guía Repsol y difundiendo el valor de los productos autóctonos y la cocina tradicional de la serranía ejulvina.

Menos fortuna tuvo el Hotel Masía de los Barrancos, el cual se instaló en la zona de las Masías de Ejulve y abrió sus puertas en 2009 postulándose como el primer hotel ecológico de alta montaña. Transcurridos tan apenas dos años de su andadura, finalmente se clausuró.

Historia y patrimonio

El origen de Ejulve es incierto, pues existen dos teorías que explican la raíz de su nombre. Es posible que ya fuera una zona de paso cuando los romanos habitaban estas tierras, lo que ha dado pie a que los historiadores hablen de que «exul-» provendría de la palabra exilio o lugar de destierro. Pero también pudiera ser que tras la caída del Imperio romano las tribus que se asentaron en este lugar llamaran a este paraje con el apelativo «wulfs» o lo que es lo mismo, 'lobos'. Es por este motivo por lo que hay una sobreabundancia de nombres relacionados con este significado tales como el río Guadalopillo, el cual nace en Ejulve. En las crónicas antiguas se puede leer el topónimo de «Xulb», «Exulb”, «Exulbe» y «Exulve».

 

Las primeras noticias que tenemos de la existencia de Ejulve datan de 1157, cuando el príncipe Ramón Berenguer otorgó a Alcañiz una carta puebla en la que se permitía asentar población en esta zona para poder explotar agraria y ganaderamente las fincas situadas entre Ejulve y Cuevas de Cañart.

 

En 1179 este territorio fue donado por el rey Alfonso II de Aragón a los frailes calatravos, quienes construyeron la torre militar de la iglesia parroquial de Ejulve (probablemente la ermita de San Pedro formara parte del castillo. Con posterioridad, la iglesia, dedicada a Santa María la Mayor, se reformó en los siglos XVI y XVII en estilo barroco plateresco integrando en su conjunto a la torre militar. En su interior destaca el retablo barroco dedicado a san Juan Bautista y a san Pedro, el cual fue traído de la iglesia de San Pedro y San Juan de Zaragoza, puesto que el retablo renacentista de Ejulve había sido destruido durante la guerra civil. De gran interés es el retablo pictórico ubicado en una de las capillas del evangelio, pues el único testimonio decorativo que se conserva de su pasado renacentista.

De esta época también son las casas nobles ubicadas en el casco antiguo del municipio, tales como Casa Felicitas, con un gran patio de piedra que sigue la técnica del enguijarrado, la posada, con una impresionante fachada típica de la arquitectura renacentista aragonesa, la ermita de santa Ana, con una espectacular techumbre de madera a dos aguas, la ermita de san Pascual Bailón o Baylón, cuya estructura responde a los cánones del arte barroco.

 

También se debe situar en esta franja cronológica uno de los edificios más llamativos de Ejulve, el ayuntamiento, el cual destaca por sus arcos de piedra y por su porche abierto dado que en este lugar todavía se ubica el mercado al aire libre.

 

Gracias a los archivos antiguos, se sabe con certeza que Ejulve también contó con una nevera y dos ermitas, la de santa Catalina y la del santo Sepulcro, pero que desgraciadamente no han sobrevivido a nuestros días. Esta misma suerte corrió el antiguo hospital, hoy reconvertido en Centro de Visitantes del Parque Cultural del Maestrazgo, del que tan apenas se conserva una hornacina de madera y un arco de piedra.

 

En cuanto al patrimonio industrial de Ejulve se encuentra prácticamente destruido y en su totalidad es de propiedad privada. Únicamente se han conservado los molinos harineros, ubicados en el margen izquierdo del río Guadalopillo. El molino Bajo posee un azud de gran calibre creado con sillares de piedra y junto a él se levanta el propio edificio. Por otro lado, el molino Alto todavía conserva las cuadras, la balsa, los huertos, la casa del molinero, así como toda la maquinaria.

Festividades

Fechas obligadas en el calendario ejulvino son el 17 de mayo, momento en el que se celebran sus fiestas menores, dedicadas a san Pascual Bailón y a san Isidro Labrador, y el primer fin de semana de septiembre para conmemorar la festividad en honor a la Natividad de la Virgen.

El momento más espectacular de estos días se da ese mismo sábado con el Bautismo de la Virgen. Este acto consiste en el lanzamiento de melocotones desde las ventanas del ayuntamiento hacia la gente congregada en la plaza. El origen de esta festividad no está muy claro, ya que algunos historiadores apuntan a que podría ser una reminiscencia de la tradición que consistía en lanzar peladillas a los invitados tras la salida de misa y del bautizo. Sin embargo, otros afirman que podría tratarse de un reparto equitativo propiciado por el excedente de una gran cosecha de melocotones, los cuales fueron sembrados en una parcela propia de la iglesia.

Asociaciones

 Asociación Club Ciclista Ejulve

Se fundó en el año 2009 para albergar la prueba BTT Masadas de Ejulve. Su presidente, Juan Carlos Pascual Lahoz, junto a la directiva son los encargados de diseñar varios circuitos de diferente dificultad para que tanto profesionales como aficionados disfruten del entorno ejulvino.

Desde 2022, este Club también acoge la prueba XCO, la cual se encuentra dentro del calendario Open Aragón. En ese mismo año, se celebró la Ultra Maratón con 160 km de recorrido.

 Asociación Cultural Majalinos

Fue creada en 1985, aunque previamente algunos vecinos se habían unido para desarrollar actividades de carácter cultural. Desde el 2020, el puesto de presidenta es ocupada por Pilar Martín y el objetivo de esta entidad es promover cursos, talleres y actividades para fomentar la participación ciudadana. Su punto álgido, se da en el mes de agosto, momento en el que se desarrolla el Mes Cultural.

 Asociación Carrasca Rock

Nació en el año 2006, con la intención de combinar la promoción del pueblo hacia el exterior junto a una fiesta en torno a la música aragonesa, con grupos que desarrollan su faceta artística especialmente en el medio rural más cercano. El Ayuntamiento de Ejulve apoyó en 2006 la propuesta de los jóvenes y planteó a la Comarca de Andorra la organización del evento. La Comarca de Andorra–Sierra de Arcos respondió positivamente y junto al Ayuntamiento de Ejulve y la Comisión de Fiestas de Ejulve se organizó el Carrasca Rock 06. Ante la dificultad de organizar un festival rotatorio por los pueblos de la comarca, el Ayuntamiento de Ejulve asumió la organización del mismo en los años 2007 y 2008. A finales de 2008, los jóvenes de Ejulve plantearon crear una asociación cultural con sección juvenil, para organizar diferentes actividades, entre ellas la continuidad del festival Carrasca Rock. Se han organizado actividades y festivales ininterrumpidamente desde el año 2006 hasta el año 2019 (2016 y 2017 se plantearon conciertos de pequeño formato, el resto de años festival de gran formato). En el año 2020 por la situación de la crisis sanitaria y la falta de relevo en la junta directiva, se apostó por no desarrollar actividades hasta que la situación mejorara.

 Asociación Cultural La Chaminera

Carlos Abad Romeu fue fundador y presidente de esta asociación que se creó con el objetivo de desarrollar actividades culturales y sobre todo, proteger todos los bienes custodiados en la Casa de la Reina. Se trata de una sede ubicada en una pequeña casa tradicional del municipio. En sus tres plantas se conservan objetos tradicionales que han sido donados por los habitantes del pueblo.

 Asociación Comisión de Fiestas

Se trata de una de las asociaciones más prolíficas en Ejulve, puesto que colabora todo el municipio, bien económicamente a través de aportaciones denominadas “bonos” o bien con su trabajo desinteresado. Es la que se encarga de realizar todos los trámites relacionados con las fiestas de la localidad. Existe una junta directiva que no tiene un carácter fijo, ya que anualmente va rotando.

Referencias bibliográficas

  • Lunes, 04 Marzo 2024

Qué es el CELAN

EL CELAN (Centro de Estudios Locales de Andorra) tiene como objetivo la investigación y estudio de los diferentes aspectos de la realidad cultural de Andorra y su ámbito comarcal, así como la defensa del Patrimonio Artístico e Histórico.

Junta directiva

La actual organización del CELAN fue aprobada en la Asamblea General de Socios de febrero de 2001. Los órganos directivos -como las de cualquier organización- son la Asamblea General de Socios y la Junta Directiva.

CONTACTO

C/ Escuelas, nº 12
(Edificio Abellán)
44500 ANDORRA (TERUEL)

Historia del CELAN

El Centro de Estudios Locales de Andorra (CELAN) comenzó su andadura en la primavera de 1999. Sus miembros fundadores proceden básicamente del Departamento de Geografía, Historia y Ciencias Sociales del I.E.S “Pablo Serrano” de Andorra y de la Universidad Popular de Andorra.

ESTATUTOS

Actas de las asambleas de socios

NUESTROS COLABORADORES Y AMIGOS

© Centro de Estudios Locales de Andorra - Diseño y desarrollo Siba Informática SL