Centro de Estudios Locales de Andorra

EncicloCELAN

Alloza

mapa comarca alloza

Superficie                      81,6 km2

Gentilicio                       Allocino/-a

Población (censo 2023)  540 habitantes

Ayuntamiento              Teléfono: 978 845 165

Corporación municipal (2023-2027)

Biblioteca municipal

El municipio de Alloza se localiza en la comarca de Andorra-Sierra de Arcos en una hoya o depresión a 668 metros sobre el nivel del mar; en el centro de la misma se ubica el casco urbano, que está rodeado de campos de olivos y de cereal.

Geografía

Demografía

Actividades económicas

Historia

Patrimonio

Iglesia de la Concepción

Monte Calvario

Ermitas

Pantano del Escuriza

Casa consistorial

Gallipuente

Parque Escultórico Los Barrancos

Dance en honor a San Blas

Asociaciones

Cofradía Exaltación de la Santa Cruz

Bandeadores San Blas

Museos

Servicios

Geografía

La extensión del término municipal abarca 81,6 kilómetros cuadrados, limitando con Ariño, Andorra, Alcorisa, Los Olmos, La Mata de los Olmos, Crivillén, Estercuel y Oliete.

La topografía del norte es llana, mientras que la del sur se accidenta por una serie de elevaciones pequeñas, entre las que destacan la Muela (a 900 metros) y Montalbos (a 962 metros).

El término municipal también consta de un río, el Escuriza, que es afluente del río Martín.

El clima de esta localidad es mediterráneo continental.

Demografía

El primer documento que funciona como censo se trata del Fogaje de 1495, ordenado por Fernando el Católico. En este registro son 114 “fuegos” u hogares los que configuran la población local; traducido en número de habitantes serían, aproximadamente, unos 500.

 

Es a lo largo de los siglos XIX y XX cuando se lleva un control más exhaustivo de la misma, la cual oscila entre los 1600-1760, siendo los mayores picos demográficos en 1910 y 1920 con 1926 y 1882 habitantes, respectivamente. Otro pico importante se registra en la década de 1960 (con un total de 1791 habitantes), a partir de la cual se produce un descenso significativo de la población hasta llegar a los 540 del año 2023 (según el censo del INE de dicho año).

Actividades económicas

Si bien en décadas pasadas la minería de carbón fue una actividad económica importante, en la actualidad la agricultura es la principal. Gracias a la extensión y variedad de condiciones agroambientales del término municipal se pueden desarrollar diferentes tipologías de cultivos, entre las que destacan el olivar, los almendros, el cultivo de cereal y, en menor medida, la vid. La mayoría de explotaciones agrarias son de carácter familiar.

La ganadería también ocupa un lugar relevante, superando las 4740 cabezas de ganado (ovino, porcino y, en menor medida, caprino).

Junto a estas dos actividades, cabe señalar la existencia de actividades industriales, de construcción y servicios (comercio y hostelería, sobre todo).

Historia

Prehistoria

Gracias a los restos arqueológicos hallados se sabe que existió un yacimiento íbero, El Castelillo, a 2 kilómetros del actual núcleo urbano. Data de los siglos III y II a.n.e. y se ubica en una colina muy escarpada, en cuyas laderas se localizan las viviendas, construidas en zócalos de piedra, adobe, ramas y barro. Además de los restos de este poblado, en el que se han encontrado restos cerámicos muy ricos, en la partida de Las Naves aparecieron materiales metálicos de elevado interés: un hacha plana de bronce y un puñal; ambos objetos presentan rasgos comunes con otros yacimientos del sureste peninsular, lo que invita a pensar en influencias esporádicas entre distintos pueblos.

Edad Media

Se desconoce el origen del pueblo, pero sí se sabe que existía en época musulmana, gracias a la toponimia: ‘Alloza’ proviene de la voz árabe alláwza, ‘almendruco’; ya ‘Alloça’ en el Fogaje de 1495. Sin embargo, no es hasta el año 1122, año en el que la comarca fue reconquistada por Alfonso I el Batallador, cuando se vuelven a tener noticias de Alloza; pues no hay rastro de asentamientos romanos ni musulmanes. Durante esta época Alloza dependía de la Orden de Calatrava, en su encomienda en Alcañiz.

Edad Moderna

Durante los siglos que comprenden esta etapa la población estaba en torno a los 600 habitantes, entre la que, probablemente, no hubiera ni judíos ni moriscos, pues no hay documentos que certifiquen que sendas expulsiones afectaran a la localidad.

          

Con el siglo XVIII llega el despotismo ilustrado, esto es, la conciencia por parte de los monarcas de incentivar la educación en los pueblos desvinculándola de la Iglesia y así combatir el analfabetismo; fue así como Alloza contó con una Escuela de Gramática, en la que se formó Joaquín Fernando Garay quien, posteriormente, introdujo la patata como alimento en España. En 1782 la escuela contaba con 116 estudiantes, provenientes no solo de Alloza, sino de localidades vecinas como Oliete, Andorra o Alcorisa, pero también de zonas más alejadas como del Maestrazgo, de Zaragoza o de Tarragona.

Edad Contemporánea

La guerra de la Independencia frenó este afán educativo en España, pues la vuelta al absolutismo de Fernando VII no compartía las ideas ilustradas que se habían introducido en el país. La Escuela de Gramática se cerró y la compleja situación política culminó en la negativa por parte de la población local a pagar los derechos señoriales a la Encomienda Mayor de Alcañiz, pues se consideraba que esta institución era obsoleta.

 

En 1833 fallece Fernando VII y comienza la primera guerra carlista: la hija del monarca, Isabel II, es menor de edad, por lo que su madre, María Cristina, asume la regencia; los partidarios del absolutismo querían que fuera el hermano de Fernando VII, Carlos, el sucesor al trono. Debido a este conflicto de intereses comenzó la guerra. En los pueblos del Bajo Aragón y del Maestrazgo se apoyó mayoritariamente al carlismo. De hecho, fue desde Alloza desde donde partió el ejército carlista hacia Zaragoza, donde fue vencido el 5 de marzo de 1838. En la zona de Los Congostos, que sirvió de refugio para el general carlista Cabrera, se libraron algunas batallas y prácticamente todas las partidas carlistas pasaron por Alloza debido a su carácter fronterizo entre ambos bandos. El resultado fue el empobrecimiento de la población.

Cinco años después del fin de este conflicto, en 1845, Pascual Madoz en su Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España señala que en Alloza hay 380 casas, varias calles regulares, empedradas y limpias y dos plazas: la de San Blas y la del Hospital. Indica que en la localidad se producía vino, aceite, trigo, cebada, seda, hortalizas, frutas y legumbres; y que existían ocho fábricas de alumbre y un molino de aceite.

 

Entre 1872 y 1874 comienza la segunda guerra carlista, la cual supuso para Alloza la repetición de los patrones que ya se habían observado en la primera: el empobrecimiento sistemático de la población por tener que ayudar a ambos bandos para evitar la represión.

 

Durante los últimos años del s. XIX se llevó a cabo una importante obra que tenía como fin solucionar los problemas de riego de las huertas de verano: el pantano del Escuriza, entre los términos de Estercuel, Oliete y Alloza; a pesar de ciertos problemas logísticos y económicos, la obra se terminó en 1896.

 

En el siglo XX, con la II República comenzó a construirse la nueva escuela, cuyas obras terminaron en los primeros años de la posguerra y con la ayuda monetaria de los vecinos. Durante la Guerra Civil, se creó en Alloza un comité compuesto por personas tanto de izquierdas como de derechas para protegerse mutuamente según el bando que llegase al pueblo. Ello propició que hubiera menos víctimas de la represión que en otros pueblos vecinos.

 

En los años 40 aparece en la val de Ariño la Empresa Nacional Calvo Sotelo (ENCASO) para realizar sondeos de lignito y estudiar la ubicación de una central térmica (la cual se construyó, finalmente, en Escatrón). A lo largo de estos años, el 61 % de la superficie se ocupó con explotaciones mineras, siendo un total de 26 las que estaban en Alloza. Entre la década de los 50 y los 60 Alloza fue ganando servicios (alcantarillado y canalización de las aguas a los domicilios) y abriendo nuevas calles para edificar viviendas. La mayor parte de la población se dedicaba a la agricultura y a la minería, pero también había comercios, peluquerías, un taller de herrería, puntos de venta de piensos…

En la actualidad, la agricultura sigue siendo el motor principal de la economía local, se ha intentado revitalizar la fábrica de gres y se mantienen los servicios básicos (hostelería, consultorio médico, escuela…).

Patrimonio

Iglesia de la Concepción

Construida a comienzos del siglo XVII, de estilo barroco. Templo de tres naves, cuatro tramos y cabecera rectangular, que están cubiertas por bóvedas estrelladas decoradas con grandes arandelas de madera dorada. Las naves laterales tienen menor altura que la central, diferencia aprovechada para la apertura de pequeños vanos de medio punto. La torre es de ladrillo de cuatro cuerpos, en los que se produce una sutil disminución de la sección. El primer cuerpo, más macizo, es de planta cuadrada y tiene pares de pilastras bajo un entablamento muy potente; el segundo tiene las aristas aboceladas, las pilastras acanaladas y un esbelto vano sobre óculo. En el tercero, las aristas son cóncavas y el vano es mayor, y el último es un remate octogonal.

Cuenta con tres campanas. La pequeña María Blasa, llamada popularmente “el campanillo”, tiene 43 cm de diámetro y fue fundida en 1851. La mediana, llamada popularmente San Roquera, tiene 100 cm y fue fundida en 1999. Nuestra Señora de la Asunción es la mayor, tiene un diámetro de 125 cm y se fundió en 1924, restaurada en 2019. El interior de la iglesia se encuentra pintado en un solo tono amarillo -mezclado con colores marrones en la parte inferior del presbiterio-. Esta capa de pintura, sin embargo, esconde otra mucho más rica en tonalidad y figuración, la decoración original. En 1970 decidieron restaurarlo y se vio que todo el interior de la iglesia se encuentra policromado, aunque no pueda observarse, con una amplia paleta cromática de rojos, verdes, azules y marrones.

Monte Calvario

Calvario AllozaUbicado en la margen izquierda del barranco de la Rambla. La ermita data de principios del siglo XVIII y está compuesta por una sola nave de dos tramos con bóveda de medio cañón, cuya prolongación se cierra en una cabecera con cúpula sobre pechinas decoradas. En su interior se encuentran el Santo Sepulcro, hermosas pinturas y azulejos decorados con motivos florales, así como jarrones dieciochescos y un baldaquino compuesto por columnas helicoidales. El camino hasta la ermita transcurre entre monumentales cipreses centenarios, entre los que sobresale el llamado «ciprés Madre» por sus considerables dimensiones y numerosas ramificaciones. Junto a los cipreses, cabe mencionar el resto de pequeñas ermitas que completan el conjunto religioso y que hacen las veces de viacrucis.

Ermitas

Además de la ermita del Santo Sepulcro (o Calvario), existieron seis más en Alloza (dos de ellas en estado de ruina y dos de ellas, la de Santo Toribio de Liébana y la de Santa Bárbara, desaparecidas).

 

La ermita de San Blas, adquirida recientemente por el Ayuntamiento (después de ser vendida a un particular por la Iglesia después de la Guerra Civil) y ubicada en la plaza Mayor. Se levantó sobre un templo anterior en 1719 siguiendo la estética barroca. Consta de una única nave y está construída en ladrillo. En la actualidad se abre durante la celebración del patrón de la localidad, San Blas.

 

El arco-capilla de San Roque se trata de una construcción que da paso a la calle Mayor; la capilla se levanta sobre dos arcos de medio punto y está construida en ladrillo. Es de estilo barroco y cuenta con una pequeña espadaña en el tejado. En su interior hay un pequeño altar y una figura de yeso dedicada al santo.

 

La ermita de San Gregorio se encuentra adosada al cementerio, precedida por un atrio. Es de planta rectangular, está cubierta con bóveda de cañón con tres lunetos y decorada con alegres pinturas murales en el altar y la bóveda.

 

La ermita de Santa Bárbara se localizaba a la salida del pueblo, dirección a Ariño, sobre un montículo. El edificio ya no es reconocible por derrumbes y obras aledañas.

La ermita de San Cristóbal, ubicada en el camino que conduce a Alcorisa, actualmente se encuentra en estado ruinoso.

La ermita de San Benón, también en ruinas.

Pantano del río Escuriza

Construido a finales del siglo XIX, es una de las presas más antiguas de España. Se localiza entre los términos municipales de Estercuel, Oliete y Alloza. Desde el año 2023 se puede acceder a la parte superior de la presa gracias a la renovación de las pasarelas que permiten un paseo por el entorno.

Casa consistorial

Edificio de tres plantas y construcción simétrica. En el piso inferior está la lonja o trinquete, con dos amplios arcos de medio punto apoyados en pilastras. En la planta central se abren tres balcones y se ubican las oficinas del ayuntamiento. En la tercera y última planta se encuentra el archivo municipal y el salón de plenos consistorial.

Gallipuente

Es un acueducto de piedra que salva el desnivel del barranco de Piniella. Data de época moderna. Pertenece a una compleja red de acequias hasta las que llevaba el agua. Se ha recuperado en los últimos años, junto con la cercana fuente de las Señoritas.

Parque Escultórico Los Barrancos

Se ubica en el barranco del Salto, conocido popularmente como “Los Barrancos” . En el año 1999 se acondicionó el camino, realizando labores de limpieza y de empedrado. Tras sucesivas mejoras, en el año 2008 se inauguró ese particular museo al aire libre. Se trata de un espacio cultural integrado en la naturaleza. A lo largo de este paseo aparecen ante el visitante un total de 18 obras escultóricas de artistas locales, nacionales e internacionales.

Nevera

Pozo de nieve, datado en el siglo XVII, que se sitúa junto al límite municipal de Alloza con Andorra, cerca del cerro de los Montalvos. Se trata de un depósito de planta circular construido en mampostería. La bóveda se hace por una falsa cúpula de aproximación de hiladas, terminando en una abertura cenital redondeada. Presenta una altura de unos 9 metros y un diámetro en la base del depósito de 8 metros, formando una nevera de gran capacidad. Se conserva en muy buen estado.

Dance en honor a San Blas

La primera vez que se bailó esta mudanza de palos fue en 1929; con la Guerra Civil sufrió un parón y hubo de esperar hasta 1958 para volver a verla. Tras otro parón, se intentó recuperar en 1981; fue finalmente en el 2004 cuando, gracias a antiguos danzantes y a los niños y niñas de la escuela, se ha recuperado y se ha mantenido durante este tiempo. Se baila cada 3 de febrero en honor al patrón de la localidad, San Blas. Durante la procesión se acompaña al santo bailando un pasacalles y, por la tarde, además del baile, compuesto por mudanzas de palos y el baile de las espadas, se representa una obra teatral protagonizada por el mayoral, el rabadán, el ángel y el diablo. Durante esta representación, los danzantes (un total de 12 repartidos en 3 cuadros) también recitan unos dichos en los que se relata la vida del santo. El traje (falda, faja, capa y cinta para la cabeza) es rosa con puntilla blanca y detalles brillantes, los palos están pintados de blanco y azul (colores que llevaban los danzantes en 1929) y las espadas, que son de metal, se acompañan por un pequeño escudo para ayudar a marcar el ritmo del baile. Todo este elenco se acompaña por dulzaineros y tamborileros que aportan la melodía y el ritmo al baile.

Asociaciones

Cofradía Exaltación de la Santa Cruz

La Cofradía Exaltación de la Santa Cruz se fundó en 1994 y contribuye a que la Semana Santa sea una de las fechas que mayor número de visitantes congrega en Alloza. Inicia sus actividades el Domingo de Ramos, con una exhibición de bombos, cornetas y tambores. Acompaña todas las procesiones que tienen lugar en la localidad. El Jueves Santo se hace la tradicional “rompida de la hora”, cuando a las 00.00 el alcalde da la señal desde el balcón de la casa consistorial, todos los tambores rompen el silencio de la noche durante varias horas. No obstante, la procesión por excelencia se celebra al anochecer del Viernes Santo, ocasión en la que suben al Calvario todos los pasos, al son de tambores, bombos y cornetas, en compañía de velas encendidas.

También forma parte, con otros pueblos de la zona, de Tamboas, asociación cultural fundada en 1997, que se reúne una vez al año en los diferentes pueblos para hacer un encuentro.

Bandeadores San Blas

En el año 2019 diversos vecinos de la localidad se reunieron para fundar la Asociación de Bandeadores San Blas. Los bandeadores son voluntarios que tocan las campanas de la iglesia de la localidad de forma manual haciéndolas voltear para que suenen de forma acompasada. Suelen desarrollar esta actividad los días festivos, en septiembre y en febrero. Desde 2022 esta actividad se reconoce como patrimonio inmaterial de la humanidad por la UNESCO.

Museos

Centro de Interpretación el Castelillo

En este museo se pueden visitar restos del yacimiento íbero El Castelillo. Junto a las reproducciones de las piezas, se pueden ver distintos vídeos explicativos que ayudan a completar la información ofrecida por distintos paneles. En la planta baja del edificio se encuentra una sala amplia, preparada para albergar exposiciones temporales.

Servicios

Biblioteca, escuela de adultos, gimnasio

Tras la reforma del antiguo edificio de la Textil, se trasladaron allí la biblioteca de la localidad, que tiene un surtido número de libros, ordenadores y juegos de mesa. También consta de un aula para la Escuela de Adultos, en la cual se ofertan distintos cursos y actividades. Una de las salas está el gimnasio con varias máquinas para hacer ejercicio (la Comarca también ofrece actividades dirigidas para los vecinos).

Escuela y guardería

Desde hace unos años la localidad cuenta con guardería municipal; se ubica en una de las aulas del colegio. En el resto de espacios de la escuela se cursa la educación primaria. El colegio forma un CRA (Colegio Rural Agrupado) con la localidad de Ariño.

Albergue

Edificio construído en el terreno que ocupaba el antiguo edificio del sulfuro y puesto en marcha en 2019. Está compuesto por dos plantas, en la planta calle hay una gran sala para hacer conferencias y en la superior las habitaciones, los baños, las zonas de descanso y la cocina.

Piscina de verano

En este conjunto deportivo se localizan, además de las piscinas, la grande y la pequeña, una pista de frontenis y una pista en la que se puede practicar baloncesto y otros deportes de raqueta. También cuenta con vestuarios reformados a principios de los 2000 y con un bar.

Referencias bibliográficas

  • Parque Cultural del Río Martín [página web]
  • Alloza, [en página web de Turismo Comarca Andorra-Sierra de Arcos]
  • "Las pasarelas del escuriza", A Tiro de Piedra (ATP) n.º 12, diciembre 2022, págs. 55-61.
  • "El calvario de Alloza", A Tiro de Piedra (ATP) n.º 2, noviembre 2017, págs. 72-75.
  • Benavente Serrano, José Antonio; Galve Juan, Fernando y Martínez González, Montserrat, Íberos. Comarca Andorra-Sierra de Arcos, Andorra (Teruel), CELAN-Comarca Andorra-Sierra de Arcos, 2018, col. Cuadernos Comarcanos n.º 11.
  • Lerma Loscos, Josefina, La construcción de los pantanos de Escuriza y Cueva Foradada. Ese frenesí de lo imposible, Andorra, 2009 (puede consultarse el sumario del libro en este enlace).
  • Alquézar Penón, Javier y Rújula López, Pedro (coords.), Comarca de Andorra-Sierra de Arcos, Zaragoza, Gobierno de Aragón, 2008, Colección Territorio 31.
  • Alquézar Penón, Javier (coord.), Agua y vida en la comarca de Andorra-Sierra de Arcos, Andorra (Teruel), CELAN-Comarca Andorra-Sierra de Arcos e IES Pablo Serrano, 2007, col. Cuadernos Comarcanos n.º 2.
  • Alquézar Penón, Javier (coord.), La Contornada, Andorra (Teruel), CELAN-Comarca Andorra-Sierra de Arcos e IES Pablo Serrano, 2006, col. Cuadernos Comarcanos n.º 1.
  •  Magallón Aragonés, Pilar y Polo Enfedaque, M.ª Carmen, "Alloza", BCI (Boletín de Cultura e Información) n.º 12, Andorra, CELAN, otoño 2005.
  • Martes, 20 Febrero 2024

Qué es el CELAN

EL CELAN (Centro de Estudios Locales de Andorra) tiene como objetivo la investigación y estudio de los diferentes aspectos de la realidad cultural de Andorra y su ámbito comarcal, así como la defensa del Patrimonio Artístico e Histórico.

Junta directiva

La actual organización del CELAN fue aprobada en la Asamblea General de Socios de febrero de 2001. Los órganos directivos -como las de cualquier organización- son la Asamblea General de Socios y la Junta Directiva.

CONTACTO

C/ Escuelas, nº 12
(Edificio Abellán)
44500 ANDORRA (TERUEL)

Historia del CELAN

El Centro de Estudios Locales de Andorra (CELAN) comenzó su andadura en la primavera de 1999. Sus miembros fundadores proceden básicamente del Departamento de Geografía, Historia y Ciencias Sociales del I.E.S “Pablo Serrano” de Andorra y de la Universidad Popular de Andorra.

ESTATUTOS

Actas de las asambleas de socios

NUESTROS COLABORADORES Y AMIGOS

© Centro de Estudios Locales de Andorra - Diseño y desarrollo Siba Informática SL