Centro de Estudios Locales de Andorra

ACTUALIDAD

Eloy presenta su novela en Andorra.

Eloy Fernández Clemente presentó su libro “El Portugués” en un acto celebrado en la Casa de Cultura, dentro de las Jornadas de promoción del libro y la lectura. El acto, organizado por la Biblioteca Pública y el CELAN, lo inició Josefina Lerma, haciendo una semblanza del autor; Javier Alquézar y Eloy Fernández Clemente fueron generando preguntas y respuestas, en forma de tertulia o conversación, lo que más le gusta a Eloy, en torno a su obra. A menudo se repite que Eloy es un investigador meticuloso, generoso, brillante, muy comprometido y entusiasta, pero tiene también una cualidad más escondida: la de la persuasión. Y la ha utilizado para convencernos de que la historia y los personajes que habitan El Portugués son fascinantes. Son las palabras de Josefina Lerma quien enlazó la trayectoria de Eloy con la novela en su presentación. 

Eloy Estudió magisterio, filosofía y letras, pedagogía, periodismo; fue profesor en Teruel en la última etapa del franquismo; fundador y director del mítico periódico Andalán; coordinador y director  de la Gran Enciclopedia Aragonesa; es uno de los más importantes especialistas en la figura de Joaquín Costa; estudioso de la Ilustración y  de la historia social, económica, cultural y política de Aragón; pero también de España y Europa, y en concreto de Portugal, país del que procede el protagonista de esta novela. Detrás de la ficción hay un laborioso trabajo de documentación y gran parte del libro se basa en obras y correspondencia reales.

Javier inició la “tertulia” preguntándose a qué género literario se podría adscribir El Portugués y él mismo lo definió: Es un compendio de historia de Portugal y España; es un tratado de filosofía política ya que aparecen las corrientes que se estaban introduciendo en ese momento; es una enciclopedia del saber universal, una enciclopedia geográfica, un tratado de botánica y zoología; un diccionario de escritores, artistas y políticos de la época; un tratado de salud e higiene puesto que describe los problemas sociales de la época y las epidemias que asolaban el mundo rural, sobre todo el minero; un prontuario de gastronomía y también un repertorio bibliográfico, ya que van apareciendo las publicaciones y artículos de prensa españolas y portuguesas. 

Eloy intervino para agradecer poder estar en su pueblo presentando esta obra; nos contó que la historia ocurre en un pueblo minero y fue explicando el proceso de creación: él había hecho trabajos de historia económica y sociopolítica para un libro y diversos artículos sobre el personaje, por lo que tenía ya el cañamazo sobre el que construir la novela, contando de otra manera las cosas. Confesó que se lo había pasado bien buscando, investigando, intentando entender todo lo que rodea al personaje; ha consultado más de mil libros y entradas a través de Internet, visitó anticuarios, los sótanos de la Biblioteca Nacional de Lisboa por ejemplo. La novela recoge hechos y fechas ciertas o que pudieron ser ciertas, lo que pasó o pudo haber pasado. El editor le pidió reducir la obra y quitó 25.000 palabras, dejando lo sustancial. 

Javier pasó a hablar sobre la estructura, ya que el libro se presenta en forma de diario, narrado en primera persona y es una continua tertulia… “de cada página podrían salir varios temas para debate”. Eloy refrenda esta opinión aclarando que es un dietario, el protagonista escribe cuando pasan cosas. “Intento penetrar en su manera de ser y sentir; metiéndome en su cabeza y su corazón, se puede acercar el personaje”.

Javier comentó que el personaje central, Joaquim Pedro de Oliveira Martins, es una figura preeminente de la historia portuguesa y cita textualmente “Desarrollo mi idea de que la biografía del artista está siempre en su obra”. Preguntó hasta qué punto se identifica, cuánto hay de Eloy en Joaquím y viceversa. Eloy comenta que se identifica con él en que es un hombre que duda, que se pregunta por las consecuencias de sus actos y con el que coincide en aspectos ideológicos, “me gusta el personaje y también lo he hecho que sea así”. El protagonista se presenta con contradicciones, como alguien que se acerca al mundo a través de su avidez por aprender, un rasgo que comparten autor y personaje.

Se pasó a hablar sobre el iberismo, en respuesta a la pregunta que el personaje formula y que sigue siendo actual ¿Qué sentido tiene que Portugal y España, siendo tan parecidos, estemos tan separados?. Eloy comenta que el iberismo en sentido cultural está funcionando bien, se ha superado la arrogancia española cuando se miraba a Portugal por encima del hombro por no poder mirar de igual a igual a países como Francia o Italia, pero no se avanza en el iberismo político.  ¡Después de la ebullición política, social, cultural, ideológica de hace un siglo y medio, cómo se ha retrocedido!.

Abordan la cuestión social y se plantean si hoy hay más reconocimiento político del socialismo utópico que del marxista y la vigencia del pensamiento marxista en el 200 aniversario del nacimiento de Marx. Eloy contesta que la ignorancia de nuestros políticos es enciclopédica; hay un enorme desconocimiento de Marx, que era el mejor estudioso del capitalismo, “ninguno sabe ni la décima parte que él”, un intelectual de primera en disciplinas como la historia, la economía, la filosofía… Se le atribuyen todos los males por sus seguidores, con el doble rasero de que lo mismo se podría decir de la herencia de Hegel respecto al nazismo… se podría plantear hablar de marxismo y marxiano para no entrar en esa dinámica de hablar mal de algunos de sus seguidores y no de él…; en el 68 el Partido Comunista Francés salió rana; Gramsci muere en la cárcel, a Rosa Luxemburgo la matan… a los mejores los matan y sobreviven los peores, pero no podemos caer en esa trampa. Se está recuperando a Marx como gran pensador, intelectual de primerísima fila. 

La cuestión religiosa es otro de los temas que aparecen en el libro, religión e iglesia, moral pública y privada, relaciones iglesia-estado… la cuestión religiosa ha ocupado mucho tiempo en el constitucionalismo español… Javier le pregunta cómo cree que está hoy la cuestión. Eloy contesta que en la época en la que vive el protagonista del libro había una sociedad civil que no entiende el ultramontanismo, pero hoy en día no se ha terminado de resolver la cuestión: no se atreven ni los socialistas a plantear que la religión sea un asunto privado en un estado laico, cambiar el concordato franquista de 1953; los avances y las esperanzas del Concilio Vaticano II o el Papa actual, no consiguen movilizar el conservadurismo existente; sigue habiendo católicos anticlericales, cristianos de base con actitudes similares a las de partidos de izquierda, ONGs… al margen de la estructura oficial. 

El papel de la prensa en lo político-social es otra de las cuestiones que surgen en el diálogo. Eloy comenta que en aquellos momentos era un papel político, los políticos estaban bien informados, leían los periódicos de otra tendencia para saber qué pensaban los demás; los analfabetos se hacían leer los periódicos en voz alta; eran periódicos baratos y de pocas hojas… ahora se ha pasado a mucho papel sin información, y caros, casi todos iguales, con pequeños matices según el partido que los subvenciona… pero está la prensa virtual, 15 ó 20 diarios informados que pueden llegar a más gente. La prensa de papel tradicional no hubiera levantado los pufos que ha logrado la prensa digital, más eficiente periodísticamente. 

Se terminó la sesión planteando si El Portugués es novela histórica o historia novelada. Eloy explica que su libro es historia novelada, porque utiliza los recursos de la novela para acercarse a unos personajes y problemas y se puede contar de forma más inteligible, es decir, es fiel a lo que pasó pero contado a la manera de las novelas. Frente a ello, la novela histórica es una novela que se ubica en una época que procura conocerse bien, cogiendo el escenario, la época y lo que ocurre, para contar una historia. Ambos comentan que hay muy buenas historias noveladas, y también se ofrece cualquier cosa perfectamente olvidable. 

Eloy dedicó el libro a las personas que se acercaron a la presentación. 

 

¿De qué trata la novela? 

El Portugués, editado por Doce Robles, recrea en forma de diario los cuatro años de vivencias españolas de Joaquim Pedro de Oliveira Martins, uno de los principales historiadores, ensayistas y pensadores del Portugal del siglo XIX. Durante el período 1870-1874, Oliveira Martins fue administrador de una explotación de mineral de plomo en Santa Eufemia, al norte de la provincia de Córdoba. La novela transcurre por tanto en España, en pleno Sexenio Democrático, un momento de intenso cambio en casi toda Europa, y en la trama subyacen temas como el nacimiento de la Internacional Obrera, la República, el Federalismo, el Iberismo, el incipiente movimiento feminista o la conciencia de las pésimas condiciones de trabajo en las minas. El protagonista viaja a Madrid, a Córdoba, a Zaragoza y se encuentra con personajes como Juan Valera, Joaquín Costa, Benito Pérez Galdós, Pablo Iglesias, José Martí o Santiago Ramón y Cajal. El libro nos ofrece la oportunidad de dejarnos llevar y aprender sobre los grandes acontecimientos europeos y la ciencia de esa época. Y entre los recovecos de la novela, se esconde también una historia de amor.

Además aparecen en sus páginas personajes coetáneos como Juan Valera, Joaquín Costa, Benito Pérez Galdós, Pablo Iglesias, Francisco Giner de los Ríos, José Martí, Francisco Pi i Margall, Santiago Ramón y Cajal, entre otros.  Además de los personajes históricos, en la novela viven otros inventados, como el boticario Vicente o el canónigo Máximo Gualis, trasunto de alguno de sus mejores amigos, y se aborda con sinceridad el mundo de los afectos.

En realidad es un canto a la amistad, la reflexión de un puñado de intelectuales positivistas sobre si la libertad era o no posible sin igualdad y fraternidad. 

TEXTO: Josefina Lerma y Pilar Sarto

FOTOS: Rosa Pérez Romero.

 

  • Creado el

Qué es el CELAN

EL CELAN (Centro de Estudios Locales de Andorra) tiene como objetivo la investigación y estudio de los diferentes aspectos de la realidad cultural de Andorra y su ámbito comarcal, así como la defensa del Patrimonio Artístico e Histórico.

Junta directiva

La actual organización del CELAN fue aprobada en la Asamblea General de Socios de febrero de 2001. Los órganos directivos -como las de cualquier organización- son la Asamblea General de Socios y la Junta Directiva.

CONTACTO

C/ Escuelas, nº 12
(Edificio Abellán)
44500 ANDORRA (TERUEL)

Historia del CELAN

El Centro de Estudios Locales de Andorra (CELAN) comenzó su andadura en la primavera de 1999. Sus miembros fundadores proceden básicamente del Departamento de Geografía, Historia y Ciencias Sociales del I.E.S “Pablo Serrano” de Andorra y de la Universidad Popular de Andorra.

ESTATUTOS

Actas de las asambleas de socios

NUESTROS COLABORADORES Y AMIGOS

© Centro de Estudios Locales de Andorra - Diseño y desarrollo Siba Informática SL