Centro de Estudios Locales de Andorra

EncicloCELAN

Geología de la comarca Andorra-Sierra de Arcos

La comarca Andorra-Sierra de Arcos se halla repartida entre dos de las tres unidades geológicas que configuran el territorio aragonés. Así, los sectores occidentales y septentrionales se sitúan dentro del sistema Ibérico; mientras que los orientales y meridionales se ubican dentro de la depresión geológica del Ebro.

mapa geologico comarca

 

• En el paisaje de las inmediaciones de Andorra destacan las sierras constituidas por rocas (mayoritariamente calizas y en menor medida areniscas y arcillas) estratificadas y plegadas con estructuras anticlinales y sinclinales, que presentan generalmente una inclinación hacia el norte, lo que las hace aparecer como volcadas sobre la unidad geológica de la depresión del Ebro.

Estas sierras son la parte basal de todo el entramado geológico de la zona. Son, por lo tanto, los materiales que constituyen el substrato, corresponden a los materiales más antiguos de los presentes en esta región y pertenecen todas ellas al Mesozoico, que es el intervalo de tiempo en el que se formaron dichas rocas. Son rocas, fundamentalmente calizas; en menor medida, rocas detríticas, areniscas, margas o arcillas.

 

La era mesozoica comprende la historia de la Tierra en un intervalo de tiempo que va desde hace 248 millones de años hasta hace 65 millones de años; a su vez, esta era está dividida en tres grandes periodos: Triásico (entre 248 y 206 millones de años), Jurásico (entre 206 y 144 millones de años) y Cretácico (entre 144 y 65 millones de años).

 

En la comarca de Andorra-Sierra de Arcos encontramos una buena representación de las rocas mesozoicas de la región en las sierras de Arcos, Horca Llana y de los Moros, en la cuenca del río Escuriza entre Estercuel, Crivillén y Gargallo, y en una buena parte de Ejulve, incluida ya en las sierras del Maestrazgo.

 

• Entre las sierras se sitúan grandes extensiones de menor relieve, que suelen constituir llanuras y que hacia el norte forman la depresión del Ebro. Estas zonas están constituidas igualmente por rocas sedimentarias. El depósito de estas rocas se relaciona directamente con la etapa de deformación o plegamiento de las rocas mesozoicas que constituyen las sierras. Pertenecen, por tanto, a un intervalo temporal posterior, al que denominamos Terciario.

 

La era cenozoica abarca la historia de la Tierra en el intervalo de tiempo que va desde hace 65 millones de años hasta la actualidad y está dividida en tres grandes periodos: Paleógeno (entre 65 y 23 millones de años), Neógeno (entre 23 y 1,5 millones de años) y Cuaternario (desde hace 2,5 millones de años hasta la actualidad).

 

A diferencia de las rocas mesozoicas, las cenozoicas son series sedimentarias muy repetitivas en vertical y con rápidos cambios en horizontal. Son rocas casi exclusivamente detríticas (constituidas por fragmentos de otras rocas más antiguas como resultado de su erosión): conglomerados, areniscas y lutitas. Solo excepcionalmente (menos del 5 % de rocas terciarias) las hay calizas y yesíferas.

 

Las rocas paleógenas afloran en el sector noreste de la comarca, en la denominada cuenca de Alloza, en Andorra, Alloza, Oliete y Ariño; mientras que el Neógeno aflora ampliamente al sur de Andorra, desde la ermita de San Macario hasta el área de La Mata de Los Olmos. Del Cuaternario son los depósitos más recientes, materiales dispersos que se encuentran, bien en los valles de los ríos (Martín, Escuriza, Estercuel, Hondo, Regallo y Guadalopillo) y en los de sus barrancos afluentes, o formando los derrubios al pie de las laderas, cerros y montañas. Los depósitos fluviales son acumulaciones actuales de gravas y cantos rodados en el fondo de los lechos, y de limos y arcillas en las llanuras de inundación, depósitos más antiguos en terrazas. Los glacis son cubiertas de grava en suave pendiente que enlazan con las terrazas. Por último, los canchales, o depósitos de ladera originados por caída gravitacional de cantos angulosos, son muy habituales al pie de los resaltes calcáreos.

 

Síntesis de la historia geológica de la comarca

El paisaje que hoy vemos en la comarca de Andorra-Sierra de Arcos es el final de una historia de 200 millones de años que está escrita en sus rocas. Durante el tiempo que abarca la historia geológica de la comarca –cuya evolución está ligada a la de la placa Ibérica en la que se encuentra emplazada–, se han sucedido muchos ambientes de sedimentación diferentes (marinos profundos, costeros, fluviales, lacustres...) que han quedado registrados en las capas de roca y en su contenido fósil.

 

Durante la mayor parte de la era mesozoica, la región se encontraba bajo un régimen distensivo que la «estiró», produciendo fallas que trocearon el sustrato rocoso en bloques. Algunos de ellos se hundían originando cuencas de sedimentación. Durante el Mesozoico se sucedieron avances y retrocesos del mar, con más o menos profundidad según los momentos, que dejaban la zona alternativamente bajo el agua (calizas, dolomías y margas del Jurásico inferior, del Cretácico inferior o del Cretácico superior), de transición entre el continente y el mar tipo estuario o delta (Formación Escucha de arenas y arcillas con lignito -el que se explota en las minas- del Cretácico inferior) o en condiciones continentales fluviales (arenas blancas de la Formación arenas de Utrillas, al comienzo del Cretácico superior).

 

Al comenzar la era cenozoica, el régimen distensivo fue sustituido por uno compresivo (la orogenia Alpina) que deformó y elevó las rocas y dio lugar a la retirada definitiva del mar en la región hacia el este, el actual Mediterráneo. A partir de ese momento, las rocas que se formaron fueron todas de origen continental y los procesos erosivos predominaron sobre los sedimentarios.

Columna A: Tablas de tiempo geológico y su representación en las rocas de la región de Andorra. Columna B: Serie estratigráfica de la región de Andorra.

Bibliografía

  • Martín-Montalvo Cortes, Isabel, “Geología de la comarca de Andorra-Sierra de Arcos”, en Comarca de Andorra-Sierra de Arcos (coords. Javier Alquézar y Pedro Rújula), Zaragoza, Gobierno de Aragón, 2008, col. Territorio 31.  

  •  Meléndez Hevia, Alfonso y González Rodríguez, Ángel, “Introducción a la geología de la región de Andorra (provincia de Teruel)”, Revista de Andorra n.º 2, Andorra, CELAN, 2002.

  • Jueves, 25 Abril 2019

Qué es el CELAN

EL CELAN (Centro de Estudios Locales de Andorra) tiene como objetivo la investigación y estudio de los diferentes aspectos de la realidad cultural de Andorra y su ámbito comarcal, así como la defensa del Patrimonio Artístico e Histórico.

Junta directiva

La actual organización del CELAN fue aprobada en la Asamblea General de Socios de febrero de 2001. Los órganos directivos -como las de cualquier organización- son la Asamblea General de Socios y la Junta Directiva.

CONTACTO

C/ Escuelas, nº 12
(Edificio Abellán)
44500 ANDORRA (TERUEL)

Historia del CELAN

El Centro de Estudios Locales de Andorra (CELAN) comenzó su andadura en la primavera de 1999. Sus miembros fundadores proceden básicamente del Departamento de Geografía, Historia y Ciencias Sociales del I.E.S “Pablo Serrano” de Andorra y de la Universidad Popular de Andorra.

ESTATUTOS

Actas de las asambleas de socios

NUESTROS COLABORADORES Y AMIGOS

© Centro de Estudios Locales de Andorra - Diseño y desarrollo Siba Informática SL