Centro de Estudios Locales de Andorra

ACTUALIDAD

Ha fallecido Ángel Luengo Martínez.

El 2 de agosto de 2021, en Zaragoza, a los 93 años. Turolense nacido en La Hoz de la Vieja y vinculado de manera especial con Ariño, propietario del grupo SAMCA. Empresario que comenzó explotando minas de carbón en Alcaine junto a su padre y levantó un imperio empresarial diversificado en minería, agricultura, ganadería, energías renovables, cerámica, plásticos, construcción, inmuebles, logística, industrias químicas, textiles y agroalimentarias, con 6000 trabajadores y 29 sociedades diversificadas. Su visión de futuro y el compromiso con el territorio y con el empleo, pueden definirlo. 
Ángel Luengo en la Casa de Cultura de Andorra en el Congreso Internacional sobre Patrimonio Geológico y Minero celebrado en 1999./ La COMARCA
 
La vinculación con Ariño la relató muy bien su amigo Pedro Alcaine en la entrevista en BCI 37. Al explicar que compró SAMCA en 1972, le preguntamos qué minas tenía entonces y contestó:
La mina Puente (Ariño). Era una pequeña concesión, una buena mina, en medio de la val. Nos hizo la puñeta a nosotros, se llevaba los mejores trabajadores y vendía más carbón que nosotros. Hizo el colegio de La Salle estando en la mina Puente, que terminó por agotamiento antes de comprar SAMCA, y se marchó a Alcorisa. Tenía minas en Gargallo, La Cañizara; en Castellote y en Foz Calanda. Minas pequeñas. Y después compró estas minas. En estas tenía que cambiar el sistema de trabajo, la estructura de la mina y ponerlas en marcha otra vez, era un trabajo difícil. 
¿Cuál es tu interpretación, cómo es posible que fuera Ángel Luengo quien comprara SAMCA?
Tanto Endesa como MFU no llegaron a ofertar siendo novios. Al venir aquí Luengo puso en riesgo su patrimonio. En aquellos momentos en stock había 10 millones de toneladas de carbón, eran tiempos difíciles para el carbón. En marzo del 72 compra las minas y en septiembre empezamos a vender el stock a las centrales de Escatrón, Aliaga, Escucha. Esto no era una perita en dulce, aunque Ángel sabía lo que valía este criadero porque había estado explotando la Puente y sabía las capas, pero Endesa también lo sabía. Tuvo que hacer un esfuerzo muy grande y económicamente supongo que también. 
¿Cómo fue trabajar con este nuevo propietario? ¿Qué significó la llegada de Ángel Luengo?
Nos nombra a cuatro de aquí como directores, siempre con su supervisión. Trajo una persona de su confianza, Santiago Macipe, coordinador de todas las minas y un tal Pedro Maicas y me nombra a mí responsable de las minas y el personal. Siempre bajo la supervisión de esos tres señores. Ahí empezamos a mover al personal, primero a despertarlo, cambiar redes eléctricas para trabajar a 500 voltios para las nuevas máquinas. Era una mina vieja, todo incendios; una mina, cuando empiezas a abandonarla, se deteriora muchísimo. Lo que hizo fue una reconversión total, una modernización. El personal obrero respondió muy bien y el técnico desapareció de aquí al poco tiempo. 
SAMCA fue de las primeras empresas, si no la primera, en realizar explotaciones a cielo abierto en España. ¿Qué supuso este cambio radical en la forma de explotación del carbón?
Precisamente estoy preparando un libro sobre este tema. Efectivamente empezamos en el 75, pero yo creo que cuando Luengo vino a Ariño ya tenía esa idea, aunque en aquellos momentos no se conocía ninguna explotación a cielo abierto de carbón (…).
 
El alcalde de Ariño, Joaquín Noé, charla con Ángel Luengo durante la celebración de Santa Bárbara en la localidad, jornada festiva a la que acudía año tras año./ Ayuntamiento de Ariño
 
Es indudable su vinculación y compromiso con el desarrollo del territorio, en su trayectoria profesional haya impulsado ambiciosos proyectos, sobre todo en Ariño, donde ha sido una figura respetada y querida. Ariño lo reconocerá a título póstumo puesto que en vida no quiso homenajes. Entrevistado en distintos medios de comunicación, su alcalde, Joaquín Noé, ha dicho: "Él ha dejado una empresa que está empezando a dar sus frutos (Forgasa) con 30 empleos que en un futuro serán 70 u 80. (…) Es una pérdida muy grande para el pueblo de Ariño por una persona que, aunque no era de aquí, lo queríamos como si fuera ariñense". 
 
Participó en la presentación de la sede de Dinópolis en Ariño en 2014 y estuvo presente en la celebración de Santa Bárbara, patrona de los mineros. Formó parte activa de los inicios del Parque Cultural del Río Martín hace 25 años cediendo al Ayuntamiento de Ariño el espacio, actual sede del centro de interpretación de Arte Rupestre y del Parque Cultural y apoyándolo en el inicio y sigue aportando una cantidad para su mantenimiento. Pepe Royo ha expresado: “Sentimos profundamente la muerte de una figura como la de Don Ángel Luengo, una persona que ha apoyado siempre los proyectos e incentivado las iniciativas no sólo empresariales sino también culturales de la zona”.
Se casó en Alcaine, donde su mujer, Aurora, era maestra. Es padre de 8 hijos y dos de sus nietos trabajan actualmente en Samca. Tiene familia también en Oliete.
 
En la Gran Enciclopedia Aragonesa, coordinada por Eloy Fernández Clemente, Ángel tiene una voz: 
(Hoz de la Vieja, T., 17-VIII-1.928). Aunque de origen modesto, tuvo la ocasión de cursar estudios de grado medio en Zaragoza en régimen de internado y de iniciar estudios superiores de Veterinaria, especialidad que no llegó a finalizar al dedicarse por entero al desarrollo de su vocación empresarial. Se inició en ésta a la edad de 18 años como explotador de una mina arrendada en Oliete (Teruel), próxima a su residencia habitual. Coincidiendo con el día de su 19 cumpleaños, el 17 agosto de 1.947, «cortó carbón». Ya nunca abandonó la actividad de explotación de minas de carbón, desarrollando la misma en los años 50, en los que, coincidiendo con el periodo económico denominado de la «autarquía», se produjo un espectacular desarrollo de la minería del carbón en España. Consiguió mantener su independencia durante los años 60 en los que el petróleo barato indujo a la desaparición o nacionalización de gran parte de la minería española. Los años 70 fueron testigos de un resurgir del carbón debido a la constitución del denominado «cartel del petróleo», que generó las posteriores y sucesivas «crisis del petróleo». Ángel Luengo fue capaz de continuar con su capacidad extractiva durante los años 80 y 90 en los que se produjo la modernización, industrialización y liberalización de la economía española con la incorporación del país a la Comunidad Económica Europea. En la actualidad, a principios del siglo XXI en el que el desarrollo de los procesos denominados de «globalización» de la economía mundial, liberalización de la práctica totalidad del tejido industrial español, apertura de fronteras y renuncia a la protección arancelaria, implantación de nuevas tecnologías, y la consiguiente desaparición de personal minero cualificado, conducirían a augurar la desaparición de la minería del carbón en Europa, Ángel Luengo ha conseguido continuar produciendo carbón de forma competitiva y rentable basándose en la automatización y mecanización de la totalidad del proceso extractivo. Tanto la época en la que le tocó vivir, el desarrollo económico español, como la actividad primigenia y fundamental del entramado empresarial que llegó a crear, la explotación de minas de carbón, marcaron de una forma profunda y permanente las líneas maestras que guiaron la estrategia empresarial de su grupo industrial.
La permanente amenaza sobre el futuro de la explotación de minas de carbón, le condujo desde el inicio de su actividad a buscar una diversificación en sus actividades, inicialmente hacia sectores próximos, tales como explotaciones de minerales metálicos férreos y no férreos y minerales industriales. Posteriormente su actividad empresarial se amplió hacia el sector primario, fundamentalmente la producción de fruta, para extenderse después a actividades de industria agrícola, industria de bienes de equipo, química, químico textil y materiales de construcción. Tras una larga actividad industrial, a principios del Siglo XXI, la facturación de las actividades empresariales promovidas por Samca, empresa holding del conjunto del grupo industrial dirigido por Ángel Luengo Martínez alcanza un nivel de facturación del orden de los 600 millones de euros.
La filosofía que impregnó siempre su quehacer de empresario podría, caracterizarse por la defensa de valores tales como la creación de riqueza, en ocasiones con un claro perfil solidario, buscando el desarrollo del país, la creación de puestos de trabajo (tan necesitados en la España de la posguerra), y la exégesis de la dedicación, el esfuerzo, el ahorro, y la sobriedad en la forma de vivir, comunes a la ética protestante de principios del siglo XX.
 
En la inauguración de la sede de Dinópolis en Ariño, en 2014.
 
El Grupo Samca declaró un volumen de negocio de más de 1.000 millones de euros en 2019, cuenta con más de 6.000 empleados y vende sus productos en 110 países. Desde la minería, el grupo se fue diversificando y en la actualidad tiene divisiones en las renovables (Molinos del Ebro); los plásticos (PET o Nurel); la cerámica (Color Esmalt y Gres Aragón); la agroalimentación (Tauste Ganadera, Originia Foods o Pirenaica del Jamón), o la promoción inmobiliaria (Ebrosa). Brilén, Novapet y Myta son otras de las firmas del grupo. La revista Forbes le asignó un  patrimonio de más de 600 millones de euros. En 2019, cuarenta personas estaban adscritas a su área de innovación, logrando en los últimos diez años más de 50 patentes.
 
Este empresario aragonés se caracterizó por su sobriedad y el esfuerzo que la acompañó siempre con el objetivo de crear riqueza en el territorio, impulsar el desarrollo de la comunidad y crear empleo. La buena gestión, la anticipación y la constante inversión en innovación conforman los secretos de su pujanza. Eso, y la discreción han sido los denominadores comunes del fundador de este grupo aragonés.
  • Creado el

Qué es el CELAN

EL CELAN (Centro de Estudios Locales de Andorra) tiene como objetivo la investigación y estudio de los diferentes aspectos de la realidad cultural de Andorra y su ámbito comarcal, así como la defensa del Patrimonio Artístico e Histórico.

Junta directiva

La actual organización del CELAN fue aprobada en la Asamblea General de Socios de febrero de 2001. Los órganos directivos -como las de cualquier organización- son la Asamblea General de Socios y la Junta Directiva.

CONTACTO

C/ Escuelas, nº 12
(Edificio Abellán)
44500 ANDORRA (TERUEL)

Historia del CELAN

El Centro de Estudios Locales de Andorra (CELAN) comenzó su andadura en la primavera de 1999. Sus miembros fundadores proceden básicamente del Departamento de Geografía, Historia y Ciencias Sociales del I.E.S “Pablo Serrano” de Andorra y de la Universidad Popular de Andorra.

ESTATUTOS

Actas de las asambleas de socios

NUESTROS COLABORADORES Y AMIGOS

© Centro de Estudios Locales de Andorra - Diseño y desarrollo Siba Informática SL