Centro de Estudios Locales de Andorra

ACTUALIDAD

  • Inicio
  • Actualidad
  • Excavaciones en el yacimiento del Cabezo de San Pedro, en Oliete.

Excavaciones en el yacimiento del Cabezo de San Pedro, en Oliete.

Terminaron las excavaciones llevadas a cabo durante los meses de junio y julio en el yacimiento del Cabezo de San Pedro, en Oliete. Sara Azuara, Beatriz Ezquerra y Jaime Vicente, equipo de dirección del Museo de Teruel presentaron las conclusiones y el presidente de la Diputación, Manuel Rando, visitó el yacimiento junto a representantes del Parque Cultural del río Martín, el diputado de Cultura  y delegado del Museo de Teruel, Diego Piñeiro, la diputada delegada en el Patronato Iberos en Aragón, Susana Traver, y autoridades locales.
Los trabajos han tenido un carácter multidisciplinar, para ampliar de forma muy significativa el conocimiento de la cultura ibérica en el Bajo Aragón, su periodo de formación y el desarrollo de la civilización entre los siglos V a.C. y el siglo I a.C.
 
Se han localizado hasta tres fases en la construcción de las defensas del poblado, que podrían alcanzar hasta ocho metros de profundidad en su línea interior. Nuevamente hay más datos para seguir investigando la cronología en próximas campañas, sobre todo en la línea interior que debe ser estudiada estratigráficamente entre lajas de piedra caída muy poco consistente. 
Las excavaciones en la parte superior de las estructuras defensivas para conocer el trazado, composición, técnica constructiva y estratigrafía de las líneas de fortificación del poblado, han permitido localizar también una línea de fachada de dos viviendas y de una de las calles interiores. Además, los trabajos se han centrado en la excavación parcial de la necrópolis de la primera Edad del Hierro, vinculada a las primeras fases de la ocupación del cabezo.
Las excavaciones en la parte superior de las estructuras defensivas han permitido localizar hasta tres fases en la construcción de las defensas. La primera, una línea primitiva con presencia de dos torreones, que fue arrasada y ocupada por construcciones de habitación en las fases finales del poblado. Sobre esta línea primitiva, cuya cronología aún no se puede precisar, se construye una segunda muralla, muy ataludada, que anula uno de los torreones y mantiene parcialmente activo otro de ellos. Posiblemente, en el siglo III a. de C., se construye el sistema actualmente más visible, formado por un notable lienzo de muralla y torreones de gran potencia y altura. Se ha podido constatar que en la última fase del yacimiento, posiblemente en los siglos II - I a. C., se desmantela parcialmente la muralla y sobre sus ruinas se construyen nuevas edificaciones, con suelos de arcilla y hogares donde se ha localizado vajilla de cocina.
Se han excavado 7 nuevas tumbas, la mayor parte con estructura tumular, en las que los huesos calcinados de los muertos, colocados en urnas de cerámica, han aparecido acompañados de elementos de ajuar (cuentas de collar, pulseras, placas de cinturón y colgantes de bronce) y debajo de alguna de las urnas se han descubierto fragmentos de cerámica a torno, señalando el inicio de los contactos que llevaron a la iberización de estas poblaciones.
 
 
Al comienzo de la campaña se realizaron prospecciones magnéticas y mediante georradar se localizaron 130 posibles túmulos con una gran diversidad en cuanto a tamaño, todos concentrados en la zona occidental del sector extramuros. Fuera de la fortaleza habría también 32 hornos cerámicos e incluso alguno metalúrgico que desvelan una auténtica zona fabril. En cuanto al interior del poblado, se ha podido detectar potentes niveles de incendio, relacionados con los hogares, que permiten establecer un esquema aproximado de la distribución de viviendas y calles.
 
 
Rando destacó que el trabajo realizado es fruto de un esfuerzo compartido, especialmente con el Parque Cultural del Río Martín, “con el que hemos establecido una relación estrecha y hemos recibido un compromiso absoluto, plasmado en la dedicación de su director-gerente, José Royo, y el apoyo permanente de su presidente, Joaquín Noé”, y la financiación y colaboración de la Dirección General de patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, la Comarca Andorra Sierra de Arcos y el Ayuntamiento de Oliete.
 
 
Tras la campaña de excavación, la Diputación de Teruel ejecutará la primera fase del proyecto de restauración de las estructuras defensivas excavadas contando con la colaboración del Gobierno de Aragón y el Consorcio de Patrimonio Ibérico de Aragón, que encargaron la redacción del proyecto básico. Está previsto que la obra, en fase de licitación, se inicie en el último trimestre de 2021. Consistirá en la excavación del foso existente entre las líneas defensivas, con una profundidad estimada de unos 3 metros, y la consolidación de los paramentos interiores de la gran muralla exterior, sobre el proyecto de los arquitectos Sergio Izquierdo, José María Sanz y Javier Sanz.
 
Además, tras las excavaciones, el proceso de investigación continúa durante todo el año en los laboratorios del Museo de Teruel. Se realizan estudios antropológicos de los restos de las tumbas, análisis de carbono 14 que permitan fechar con precisión la necrópolis y análisis que aportan datos sobre el clima, la vegetación y el medio ambiente en las distintas fases de la ocupación. En el departamento de Restauración del Museo de Teruel, bajo la dirección de Pilar Punter, se tratan los objetos aparecidos en las excavaciones, para permitir su estudio y exposición, en su caso.
 
 
TEXTO Y FOTOS DE DPT.
  • Creado el

Qué es el CELAN

EL CELAN (Centro de Estudios Locales de Andorra) tiene como objetivo la investigación y estudio de los diferentes aspectos de la realidad cultural de Andorra y su ámbito comarcal, así como la defensa del Patrimonio Artístico e Histórico.

Junta directiva

La actual organización del CELAN fue aprobada en la Asamblea General de Socios de febrero de 2001. Los órganos directivos -como las de cualquier organización- son la Asamblea General de Socios y la Junta Directiva.

CONTACTO

C/ Escuelas, nº 12
(Edificio Abellán)
44500 ANDORRA (TERUEL)

Historia del CELAN

El Centro de Estudios Locales de Andorra (CELAN) comenzó su andadura en la primavera de 1999. Sus miembros fundadores proceden básicamente del Departamento de Geografía, Historia y Ciencias Sociales del I.E.S “Pablo Serrano” de Andorra y de la Universidad Popular de Andorra.

ESTATUTOS

Actas de las asambleas de socios

NUESTROS COLABORADORES Y AMIGOS

© Centro de Estudios Locales de Andorra - Diseño y desarrollo Siba Informática SL