Centro de Estudios Locales de Andorra

ACTUALIDAD

El pantano de Escuriza bajo la amenaza del vaciamiento.

El pasado 19 de noviembre se publicaba en el Heraldo de Aragón la noticia de que el pantano de Escuriza en Oliete  “precisa de reparaciones que ascienden a unos 5 millones de euros o  quedará inutilizado.”  Ante la amenaza del vaciamiento, regantes, ayuntamientos y comarcas, a iniciativa de la comarca de Andorra,  se han reunido para estudiar y trabajar en  las posibles opciones para poder salvar el embalse que ya ha empezado a vaciarse. 
 
En marzo de 2019 el Ministerio de Transición Ecológica notificó a los propietarios del embalse, el sindicato de regantes,  que ante las deficiencias detectadas en el mismo tenían un año para realizar las mejoras necesarias o que se debía proceder al desembalsado y clausura. Pasado ese año los regantes pidieron una prórroga de seis meses que se cumplieron el pasado 30 de septiembre. Ahora, los regantes han decidido mantener el nivel de agua al 30-40%  puesto que desembalsarlo de golpe “supondría graves daños para el medio”. Su objetivo es mantener el caudal mientras continúan las negociaciones con las administraciones. 
 
El embalse de  Escuriza, conocido también como el embalse del Congosto y  el pantano de Hïjar,  fue construido gracias al impulso de varios pueblos de la ribera del Martín para asegurar el riego de unas tres mil seiscientas hectáreas de terreno. La construcción comenzó en 1870, cuando las obras hidráulicas estaban todavía en manos de la iniciativa privada. Los regantes constituyeron el Sindicato del Pantano de Escuriza que financió gran parte de las obras y hoy sigue siendo propietario y gestor del embalse.
 
Es uno de los embalse más antiguos de la cuenca del Ebro en funcionamiento pues data de finales del siglo XIX (1870-1899), siendo una obra muy representativa de la hidráulica española de ese siglo, ya que fue uno de los primeros embalses construidos incorporando las entonces modernas técnicas de la mecánica racional.
 
 

 
La presa del pantano es una presa de arco por gravedad situada en el curso del Escuriza, principal afluente del río Martín,  en el punto en el que se encuentran los términos municipales de Oliete y Alloza (la presa está en el término municipal de Oliete pero a ella se accede desde un sendero que parte de la casa del pantanero que está en Alloza). Tiene una capacidad de  unos 5 hm3. El valor patrimonial e histórico de la presa es indiscutible, el aspecto general de la obra sigue siendo bueno y es un extraordinario exponente del patrimonio hidráulico no sólo de la comarca sino de todo Aragón. 
 
Además es un importante reservorio de agua en una zona semiárida como es el valle del Ebro, que podría aprovecharse para el riego de todo tipo de cultivos, o en caso de incendios, cada vez más frecuentes en estos territorios, incluso para generar energía hidráulica. En un mundo en el que el cambio climático ya es un hecho y en el que los recursos hídricos serán fundamentales para el desarrollo futuro, es una infraestructura imprescindible. Todo ello sin hablar de las posibilidades para el ocio y el turismo por situarse en una zona de gran interés paisajístico.
 
 
Tras más de 120 años de funcionamiento, su antigüedad, la falta de mantenimiento y la ausencia de inversiones a lo largo de los años se han combinado para que sobre él se cierna la amenaza de vaciamiento. Su estado de conservación es muy deficiente  lo que impide el aprovechamiento integral del embalse y amenaza la seguridad de varios pueblos.  La reparación y adecuación a las normas de explotación actuales incluiría la electrificación de la presa, un sistema de información continua sobre caudal y volumen embalsado, accesos rodados, etc., cuyo coste se calcula superior a los cinco millones de Euros
 
La rehabilitación ha sido contemplada en diversos estudios promovidos por la Confederación Hidrográfica del Ebro y el Instituto Aragonés del Agua, pero no han llegado a materializarse debido a la falta de apoyo institucional y a la peculiar situación administrativa del pantano.
 
El coste de las inversiones necesarias es muy elevado pero la opción de extinguir la concesión y poner fuera de servicio el embalse no debería ser una alternativa posible. El estado de la presa es bueno, las características morfológicas y geológicas de la cerrada y del cimiento de la presa favorecen su estabilidad y el agua almacenada es un gran bien tanto para regantes como para otras posibles funciones.
 
 

 
Existen usos potenciales que pueden contribuir a su conservación y justificar las inversiones necesarias: la generación de energía hidráulica, el abastecimiento de agua potable para los municipios más cercanos, la explotación turística del entorno como coto de pesca o para la práctica deportiva...  A lo largo de más de un siglo, el agua almacenada ha sido útil a los regantes, a la vez que ha ido desvelando provechos y beneficios para la población en general como evitar inundaciones, servir de  reserva para sofocar incendios y garantizar un caudal permanente que propicia un rico ecosistema y evita el avance de la desertificación. 
 
Así,  esta infraestructura podría convertirse en una de las claves para el desarrollo de las comarcas de Andorra-Sierra de Arcos y Bajo Martín y en su  lucha contra la despoblación pues permitiría crear nuevas explotaciones agrícolas, ganaderas o industriales decisivas para fijar población en su área de influencia. Sin olvidarnos, por supuesto,  de  su indudable valor histórico y patrimonial. 
 
 

 

 

 

 
Para ampliar información sobre la historia y la construcción de este embalse recomendamos leer el magnífico libro de Josefina Lerma La construcción de los pantanos de Escuriza y Cueva Foradada. Ese frenesí de lo imposible. 
(Andorra (Teruel). CELAN, IET, Comarca Andorra-Sierra de Arcos y ADIBAMA-PDR Leader 2007-2013, 2009, 176 págs.).
 
TEXTO:  Mª Ángeles Tomás y Josefina Lerma. Fotos: Antonio Delgado y Mª Ángeles Tomás.
  • Creado el

Qué es el CELAN

EL CELAN (Centro de Estudios Locales de Andorra) tiene como objetivo la investigación y estudio de los diferentes aspectos de la realidad cultural de Andorra y su ámbito comarcal, así como la defensa del Patrimonio Artístico e Histórico.

Junta directiva

La actual organización del CELAN fue aprobada en la Asamblea General de Socios de febrero de 2001. Los órganos directivos -como las de cualquier organización- son la Asamblea General de Socios y la Junta Directiva.

CONTACTO

C/ Escuelas, nº 12
(Edificio Abellán)
44500 ANDORRA (TERUEL)

Historia del CELAN

El Centro de Estudios Locales de Andorra (CELAN) comenzó su andadura en la primavera de 1999. Sus miembros fundadores proceden básicamente del Departamento de Geografía, Historia y Ciencias Sociales del I.E.S “Pablo Serrano” de Andorra y de la Universidad Popular de Andorra.

ESTATUTOS

Actas de las asambleas de socios

NUESTROS COLABORADORES Y AMIGOS

© Centro de Estudios Locales de Andorra - Diseño y desarrollo Siba Informática SL