Centro de Estudios Locales de Andorra

ACTUALIDAD

Encuentros en el paisaje

Esperábamos el desconfinamiento para reiniciar nuestro “A tiro de piedra” y nos hemos estrenado yendo al Nacimiento del río Pitarque, en pleno Parque Cultural del Maestrazgo, disfrutando del rico patrimonio: paisaje, geología, flora y fauna.  Tuvimos suerte con el tiempo y el agua caída hace que este estreno haya sido una fiesta de colores, flores y fuerza de las aguas, ya desde el inicio del camino, por cierto, muy bien trazado y señalizado. No bajaba agua por “la chimenea” pero se repartía por paredes y cauce. Encuentros en el paisaje, que rima con la tercera fase. 
 
Nos dijeron que aunque el verdadero nacimiento de este río se encuentra en el término de Fortanete, en la cueva de Boca Negra, su caudal desaparece nada más nacer para volver a aflorar en Pitarque de forma caudalosa a través de sus surgencias kársticas. Da la sensación de que una gran bolsa de agua está ahí atrapada y pugna por salir a través de cualquier grieta, lo hace donde las rocas carbonatadas se encuentran con materiales arcillosos impermeables y pueden llegar a tener un caudal de hasta 1.500 l/s. No lo medimos pero “sonaba” a eso. La surgencia del Ojal de Malburgo estaba rebosante, nunca mejor dicho. 
 
 
El río se ha hecho hueco labrando un cañón fluvial con paredes verticales, farallones calcáreos que son buen refugio para muchas aves: vimos buitres leonados y sabemos que hay águilas reales, aguilillas calzadas, alimoches y halcón peregrino. Un montón de pajaricos disfrutaban de las aguas y no vimos cabras montesas porque entre otras cosas, no fuimos originales, nos encontramos con mucha gente de Andorra que había tenido la misma idea. Tampoco vimos truchas ni nutrias, pero “haberlas, haylas“. Y las mariposas nos saludaron todo el tiempo. 
 

 
Sabemos que el bosque mixto alberga importantes taxones de flora singular y que fue visitado por el botánico aragonés, Ignacio Jordán de Asso y del Río en 1779, marcando la presencia de alisos y sauces que no se encontraron en otras localidades.  
La temperatura y la humedad hacen que en todo el curso del río haya una densa vegetación riparia predominando sauces (Salix sp), chopos (Populus sp) y alisos (Alnus glutinosa); a media ladera prosperan diversas formaciones de quejigos (Quercus faginea) asociados con boj (Buxus sempervirens) y guillomos (Amelanchier ovalis); en los cantiles rocosos se encarama la flora rupícola especializada; mientras, en las secas sierras circundantes vegetan pinares negrales (Pinus nigra). Al adentrarnos en el cañón que conduce al Nacimiento la vegetación se hace más densa, formada por serbales (Sorbus sp), avellanos (Corylus avellana), nogales (Juglans regia),  arces (Acer campestre), latoneros (Celtis australis), madreselvas (Lonicera etrusca), hiedras (Hedera helix), escaramujos (Rosa Canina), violetas (Viola willkommii), hepáticas (Hepática nobilis) y euforbias (Euphorbia sp). Vimos dedaleras (Digitalis obscura) y orquídeas (Orchidaceae). ¡Estaban todas! Incluidos nuestros ababoles. 
 

 
E n 2009 el área del Nacimiento del Río Pitarque se declara Monumento Natural, mediante el decreto 217/2009, de 15 de diciembre, del Gobierno de Aragón.  Ocupa una extensión de 114 ha., en el término municipal de Pitarque, dentro de la Comarca del Maestrazgo. Es LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) Muelas y estrechos del río Guadalope y ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) Río Guadalope-Maestrazgo. 
 

 
 

 

 
A mitad de camino nos encontramos con la ermita de la Virgen de la Peña, un templo de planta rectangular realizado en mampostería encalada, de los siglos XVIII-XIX. La imagen actual es una réplica de la original románica, labrada por un vecino del pueblo. Se va en romería para San Pedro y en las fiestas patronales. 
 
 

 
También por el camino, se ve la antigua central eléctrica y una cascada que tiene relación con la acequia y viene estupendamente para refrescarse.
Enfin, un paseo fantástico, un buen estreno y ganas de seguir conociendo rincones que están ahí al lado, “A tiro de piedra”. 
Os seguiremos presentando nuestras propuestas. 
 
 
¡Se me olvidaba! La carretera que te lleva a Pitarque, tiene "su aquél"
 

 
Texto Pilar Sarto. Fotos Rosa Pérez.
  • Creado el

Qué es el CELAN

EL CELAN (Centro de Estudios Locales de Andorra) tiene como objetivo la investigación y estudio de los diferentes aspectos de la realidad cultural de Andorra y su ámbito comarcal, así como la defensa del Patrimonio Artístico e Histórico.

Historia del CELAN

El Centro de Estudios Locales de Andorra (CELAN) comenzó su andadura en la primavera de 1999. Sus miembros fundadores proceden básicamente del Departamento de Geografía, Historia y Ciencias Sociales del I.E.S “Pablo Serrano” de Andorra y de la Universidad Popular de Andorra.

CONTACTO

C/ Escuelas, nº 12
(Edificio Abellán)
44500 ANDORRA (TERUEL)

ESTATUTOS

Consulta los estatutos de nuestro Centro de Estudios.

Junta directiva

La actual organización del CELAN fue aprobada en la Asamblea General de Socios de febrero de 2001. Los órganos directivos -como las de cualquier organización- son la Asamblea General de Socios y la Junta Directiva.

NUESTROS COLABORADORES Y AMIGOS

© Centro de Estudios Locales de Andorra - Diseño y desarrollo Siba Informática SL