Centro de Estudios Locales de Andorra

Isidro Ferrer presenta dos exposiciones en Andorra

En el patio de la Casa de Cultura se inauguraron las dos exposiciones de Isidro Ferrer, la que recoge las portadas de las 20 Revistas de Andorra y “Los invisibles”, carteles que no llegaron a serlo. Pudimos charlar con nuestro colaborador y amigo. 
 
Abrió la inauguración Javier Alquézar quien comentó la satisfacción de poder contar con Isidro, una figura del diseño, como portadista, referencia del Centro de Estudios y mostró su agradecimiento personal y en nombre del CELAN. “¡Que cumplas muchos más!, ¡Andorra está contenta por tus presencias!”.
 
Margarita Santos, concejala de Cultura agradeció a Isidro en su nombre y en el del ayuntamiento su presencia, su trabajo, su obra y valoró que sea una persona transformadora, “transformas con tu diseño tu entorno, respondiendo siempre a preguntas, eres un ejemplo a seguir como artista y como persona”.
 
 
Isidro comenzó su intervención destacando el vínculo familiar con Tere y Gaspar que le une a Andorra; también con la Casa de Cultura y el CELAN y la relación mantenida en el tiempo que implica constancia y fidelidad. “Sé que estas aventuras no pasan del tercer número (…) es la constancia del tiempo, cada año, una revista”.
Comentó que la complejidad ha ido creciendo y que ahora tiene que esforzarse mucho. “¡Ya verás cuando llegue el 101!” –apostilló Javier-.
 
 
Respecto a Los invisibles, nació a raíz de la exposición en el Paraninfo de Zaragoza “Esto no es un cartel” y nombró a Carlos Grasa, de La Cala, como el promotor de la idea, al preguntarle cuántos carteles habían sido necesarios para dicha exposición y saber que hay más invisibles que visibles. Gaspar leyó el escrito de Carlos para esta exposición e Isidro fue respondiendo. 
 
Comienza diciendo “yo era Isidro Ferrer, luego Isidro Ferrer afincado en Huesca y cuando me dieron el premio nacional de diseño tuve otro segundo apellido: Isidro Ferrer, premio nacional de diseño, afincado en Huesca… cuando gané el premio nacional de ilustración la cosa se complicó… Ya he dejado de ganar premios, ya no se pueden llenar más renglones.  
 
¿Por qué algunos carteles nunca llegan a ser vistos? ¿Siguen siendo carteles si nadie los ve? ¿Dónde se quedan los carteles que nadie quiere? ¿De verdad no los quiere nadie o es alguien quien no los quiere? ¿Qué sentido tiene la expresión “no los quiero ni ver”? ¿Qué otra cosa puede no quererse para un cartel?
Un cartel no es un capricho, es una necesidad del cliente de anunciar y una obligación del diseñador de pronunciar gráficamente lo enunciado. Entre los dos polos –necesidad y obligación- queda el oficio y la destreza, para dar forma a las palabras, a las imágenes, para modelar la comunicación de la manera más adecuada al propósito del cartel.
 
El cartel solo es cartel cuando hay pared que lo sustenta, cuando se proyecta hacia el futuro anunciando lo que va a ser, ocupando un espacio público… un cartel sin pared es sujeto de lo que fue, es fantasía, vestigio, testimonio, objeto decorativo o pieza de museo, cuando es pasado, mutila su condición. 
Los invisibles son no-carteles que adoptan la forma de cartel. Son invisibles porque no fueron vistos, no tuvieron la oportunidad de anunciar nada. Tampoco lo que hay en la sala son carteles.
 
Los invisibles son descartes, y los descartes forman parte del proceso que hay detrás de cada trabajo; detrás de cada imagen hay muchas posibles imágenes, estas son las pensadas que se han quedado en el cajón. Son distintos proyectos que Isidro ha trabajado a lo largo de su trayectoria, relacionados con el ámbito de la cultura. Cada cartel requiere un lenguaje propio al servicio de lo que se va a  hacer, hay que adaptarse al encargo. La variedad de registros se ve en la exposición. 
 
 
Una imagen puede prestigiar el trabajo de un centro de estudios. Es el caso que nos ocupa. Isidro Ferrer ha sido nuestro portadista durante los 20 números de la Revista de Andorra la publicación de investigación y cultura del Centro de Estudios Locales de Andorra (CELAN). Nada podía ser más representativo que homenajear a Isidro con una exposición de su obra, muestra irrebatible de compromiso y altruismo, los valores sobre los que se soportan la razón de ser y el quehacer del CELAN. (Del prólogo del catálogo, realizado por Manuel Gracia Gascón).  
 
 
COLABORACIÓN DE ISIDRO FERRER CON LA REVISTA DE ANDORRA
20 PORTADAS EN 20 AÑOS
 
Decenas de libros, cientos de carteles, delicados objetos, enormes fachadas, cortos de animación, esculturas, textiles, imágenes de marca, esculturas, lámparas. 
Cualquier soporte, técnica, canal de comunicación, le sirve a Isidro Ferrer para expresar con imágenes su pasion por el teatro de la vida. 
Premio Nacional de Diseño 2002, Premio Nacional de Ilustración 2006, Miembro de AGI. Viajero infatigable, abarca su obra y su palabra una vasta geografía física y emocional. 
 
1963 – Nace en Madrid.
1977 – Cursa estudios de Arte Dramático en Zaragoza.
1980 – Trabaja como actor en varias compañías teatrales.
1988 – Ilustrador en Heraldo de Aragón.
1989 – Completa su formación con el diseñador Peret.
1989 – Participa en la creación del estudio Camaleón.
1992 – Participa en la creación del Pabellón de Aragón de la Expo de Sevilla.
1993 – Premio del Ministerio de Cultura al mejor libro ilustrado: El vuelo de la razón.
1996 – Monta su estudio en Huesca.
2000 – Entra a formar parte de AGI (Alliance Graphique Internationale).
2000 – Premio AEPD (Asociación Española de Profesionales del Diseño) por sus cortinillas para Canal +.
2002 - Premio Nacional de Diseño
2006 – Premio Nacional de Ilustración Infantil y Juvenil por Una casa para el abuelo.
2006 - Premio Junceda Iberia de Ilustración de la Asociació Profesional d Il•lustradors de Catalunya, APIC.
2006 a 2009 – Realiza los carteles del Centro Dramático Nacional.
2008 – Fachadas, cubierta y bancos de la Expo del Agua en Zaragoza.
2010 – Selectiva del Pabellón de España de la Exposición Universal de Shanghai.
2012 – Diseña los envases de Agua de Lunares.
2014 – Diseño de las fachadas del teatro Valle Inclán de Madrid.
2016 – Diseño de los escenarios y la imagen de Pirineos Sur.
2017 – Diseña la falla Corona para la comisión Mossén Sorell de Valencia.
2018 – Exposición personal “Esto no es un cartel” recogiendo su larga trayectoria como cartelista.
2019 – Diseña una colección de lámparas para LZF Lamps.
2020 – Diseña los Premios Luis Buñuel del Festival de Cine de Huesca.
 
Desde 1992 con La Aduana del Semoviente y 1993 con Te quiero, Valero, su producción de libros ilustrados supera el medio centenar hasta su Enciclopedia Actual de los Sonidos en 2020.
 
Texto y fotos: Pilar Sarto y catálogo.
  • Creado el

Qué es el CELAN

EL CELAN (Centro de Estudios Locales de Andorra) tiene como objetivo la investigación y estudio de los diferentes aspectos de la realidad cultural de Andorra y su ámbito comarcal, así como la defensa del Patrimonio Artístico e Histórico.

Junta directiva

La actual organización del CELAN fue aprobada en la Asamblea General de Socios de febrero de 2001. Los órganos directivos -como las de cualquier organización- son la Asamblea General de Socios y la Junta Directiva.

CONTACTO

C/ Escuelas, nº 12
(Edificio Abellán)
44500 ANDORRA (TERUEL)

Historia del CELAN

El Centro de Estudios Locales de Andorra (CELAN) comenzó su andadura en la primavera de 1999. Sus miembros fundadores proceden básicamente del Departamento de Geografía, Historia y Ciencias Sociales del I.E.S “Pablo Serrano” de Andorra y de la Universidad Popular de Andorra.

ESTATUTOS

Actas de las asambleas de socios

NUESTROS COLABORADORES Y AMIGOS

© Centro de Estudios Locales de Andorra - Diseño y desarrollo Siba Informática SL