CELAN Digital

Ángel Alcalá presenta sus dos últimas obras en Andorra

El miércoles 18 de marzo, en la Casa de Cultura de Andorra, Ángel Alcalá presentó sus dos últimas obras: “Música, pintura, poesía” y "La infanta y el cardenal". La actividad organizada conjuntamente entre CELAN y Biblioteca Municipal fue presentada por Javier Alquézar, quien estableció un diálogo con el autor. Con ilustraciones gráficas y música, Ángel supo explicar su obra y las circunstancias investigadas y sentidas por él y supo transmitir esos sentimientos a los asistentes. Presentamos un resumen de su intervención y algunas citas. 

 

Presentado por Javier como un “hombre sabio” que en estas dos obras pone en relación artes y literatura en la historia y la cultura y ante las preguntas y comentarios de Javier, Ángel explicó su primera obra “Música, pintura, poesía”, una selección de poemas dedicados a la música, los compositores y los instrumentos musicales, desde el siglo XIV hasta ahora. 

Ángel explicó que se trata de un trabajo intermitente desde hace 30 años… descubrió un poema de Baudelaire “Correspondencias”, que respondía a su propia inquietud de correlacionar sentidos y poner en relación las artes y la literatura. Fray Luis de León, del que es un gran estudioso, hizo “el mejor poema a la música en la literatura universal que conozco, su Oda a Salinas”. A lo largo de la presentación, Ángel leyó y explicó este poema, punto de partida de su obra. 

Cuando terminó su trabajo sobre Miguel Servet se dedicó de lleno a este empeño. “Elegir, eliminar, entresacar, investigar… lleva miles de horas de soledad y de trabajo pero es fácil… traducir es más difícil porque hay que meterse en la mente del autor, en su lengua de partida y en la de destino”.

Preguntado por Javier sobre la jerarquía de las artes respondió que la más trascendente, espiritual, la que supera la materia y es el arte superior es la música porque trabaja con el tiempo, que es como la memoria: recuerda el pasado, vive el presente y prevé el futuro… la música es la forma del silencio, parte y llega al silencio, el músico sabe administrar y dar forma al silencio. La música canaliza nuestros propios sentimientos, convivimos con los del propio compositor. 

Para la presentación de la segunda obra “La infanta y el cardenal”, Javier utilizó la presentación que Eloy Fernández Clemente hizo de la misma obra en Zaragoza. En ella hizo referencias a la novela histórica, a la presencia de la música y de otras artes, como la pintura en la referencia a los cuadros de Goya que acompañaron la presentación como forma de hacer referencia a los personajes de su novela. 

Eloy y Javier valoraron la técnica utilizada por Ángel como moderna, con recursos variados, exposición casi cinematográfica, mezclando documentos falsos y verdaderos, un alter ego en el personaje de Anselmo Galván (juego de palabras con su propio nombre) y en el infante en algunas cosas… e hizo referencia a la cita de Ruano en el libro “lo que no es autobiografía es plagio”.

Con este pie, Ángel fue desgranando el contenido de su novela de una forma curiosa… comenzó explicando la diferencia entre novela histórica en la que eliges un momento de la historia y rellenas los vacíos no conocidos y ahí está la ficción creadora, frente a la novela de ficción histórica que  rechaza. Ángel dibujó ese momento histórico que él estudió y aceptó esos pequeños guiños autobiográficos, junto con el carácter didáctico de la novela, como buen profesor; ambos hicieron referencia a la ilustración española y aragonesa con gran vida cultural, reivindicada por Ángel en la novela y por último un protagonista más: la ciudad de Zaragoza con su descripción del Patio de la Infanta –donde presentó su obra-  y una crónica sentimental de la corte. 

Ángel supo presentar su obra porque se vendieron todos los ejemplares que habíamos llevado. Agradeció a los organizadores y a los asistentes su interés y su presencia. En la introducción y en la despedida nos hizo saber su cariño por Andorra, nos contó qué había hecho esta vez, a quién había visitado y cómo lleva Andorra en su corazón: “Desde mi piso de Nueva York casi veo San Macario”.  Y terminó diciendo:  “Es la primera vez que he venido a Andorra a presentar un libro, ha sido un pretexto para veros”. 

Texto de Pilar Sarto. Fotografías de Rosa Pérez

  

 

CELAN Digital - Centro de Estudios Locales de Andorra

Top Desktop version